La Hoya
EN COLABORACIÓN CON COMARCA HOYA DE HUESCA/PLANA DE UESCA

Concienciar sobre violencia machista y acompañar a sus víctimas

Los Servicios Sociales de la Comarca Hoya de Huesca/ Plana de Uesca han atendido a 58 mujeres y 39 niños en lo que va de año.

María Pilar Carrasquer, la consejera de Servicios Sociales de la Comarca.
María Pilar Carrasquer, la consejera de Servicios Sociales de la Comarca.
S. E.

Los servicios especializados en prevención e intervención contra la violencia de género de la Comarca Hoya de Huesca/Plana de Uesca han atendido en lo que va de año a 58 mujeres y 39 niños, contabilizando casos nuevos e intervenciones iniciadas en años anteriores.

La comarca desarrolla el servicio de atención a mujeres víctimas de violencia de género desde 2003. Esta labor se concreta en una acogida integral y confidencial, donde se les ofrece información, orientación y recursos de acompañamiento, así como apoyo, protección y seguridad tanto para ellas mismas como para sus hijos u otras personas de la unidad de convivencia.

Para ello, cuentan con recursos profesionales, esto es, personas sensibilizadas y preparadas que brindan apoyo psicológico, social y jurídico con el fin de ayudar a la víctima a tomar decisiones. Además de capital humano, cuentan con capital económico, que se concreta en ayudas económicas de urgencia en caso de que la situación lo precise, y otros recursos como dispositivos de alarma, o la derivación a recursos habitacionales específicos.

El presupuesto en esta materia para 2022 es de 38.000 euros, dedicados fundamentalmente a gastos de personal y actividades. El equipo de atención lo integran un psicólogo, cinco trabajadores sociales, dos educadores distribuidos por el territorio comarcal, una directora y personal de recepción, además de una asesora jurídica cuya labor se dirige tanto a la propia mujer como al resto de profesionales, una atención lo más próxima a la localidad de residencia de la mujer.

Hace una década, apenas se oía hablar de algunas violencias a las que hoy sí ponemos nombres, un avance que permite identificar rápidamente las violencias, y por tanto, intervenir precozmente y de forma adecuada.

Desde la Comarca Hoya de Huesca, sin embargo, dada la proximidad e implicación que se tiene con las personas en materia de violencia de género, llevan años visibilizando tipos de violencia menos conocidas hasta entonces como la sexual o la vicaria. “Trabajamos la visibilización dando traslado a otros estamentos de los vacíos que existían al respecto. Igualmente poníamos el foco en la situación de los hijos e hijas de las mujeres que sufrían violencia de género ya que también son víctimas de esta violencia. Poco a poco, la nueva legislación ha ido ayudando a esta visibilización e incrementando la protección y atención. En ese sentido, nuestros profesionales han hecho y hacen un ejercicio importante para ponerse al día en materia de legislación”, expresan desde la consejería de Servicios Sociales de la Comarca.

Desde la institución, trabajan precisamente en esta línea, conscientes de que a muchas mujeres les cuesta expresar la situación que viven, bien porque la minimizan o por temor a no ser creídas, bien por miedo a la persona que ejerce la violencia, a la incomprensión de su entorno, la vergüenza, el sentimiento de fracaso o por temor a no poder afrontar las consecuencias. En definitiva, mujeres que han establecido vínculos afectivos con sus agresores. “Esta relación es muy poderosa. Sucede en todas las clases sociales yen mujeres de todas las edades. Por ello es importante acudir a profesionales que les puedan informar y asesorar, como es nuestro caso”, indican desde los Servicios Sociales.

Su servicio de teleasistencia móvil facilita el aviso ante una emergencia. Las mujeres víctimas de violencia machista, cuando son atendidas por los Servicios de la Comarca, pueden acceder a un dispositivo de alarma que pueden activar cuando se ven amenazadas. Este aparato cuenta con un localizador GPS que tras pulsarlo, activa la alarma de la central Cruz Roja, quien avisa inmediatamente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a los propios Servicios Sociales, con el objetivo de dar una mayor protección. Se trata de un servicio al que se adhirió la Comarca hace unos años, perteneciente al Ministerio de Igualdad y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Violencia en zonas rurales

El servicio especializado de la Comarca Hoya de Huesca/ Plana de Uesca pone especial énfasis en las zonas rurales. En muchas ocasiones, existe un mayor control social que limita a la mujer a la hora de tomar decisiones.

En este sentido, suele darse con mayor frecuencia que los casos de violencia se escondan, tanto por ellas mismas como por sus entornos más cercanos. La Comarca opera desde distintos centros de salud, puestos de Guardia Civil y centros educativos, a los que hay que sumar los recursos especializados que se encuentran en Huesca, que exigen una gran labor de coordinación y comunicación de todos ellos.

Asimismo, se ha puesto el foco en concienciar a la población rural realizando campañas por los pueblos con el fin de lanzar un mensaje global a la sociedad de la necesidad de eliminar entre todos esta lacra social.

La educación, el pilar para erradicar la violencia

Los centros educativos reciben el apoyo de la Comarca en la detección de situaciones de violencia machista entre niños y adolescentes. En este sentido, se han reforzado las campañas con motivo de la celebración del 25N- Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer- poniendo el valor el buen trato y la igualdad entre las relaciones.

Durante el curso escolar 2022-2023, en colaboración con el Área de Juventud de la Comarca desarrollarán el programa “Reconociendo la diversidad”, con el alumnado de secundaria de la zona rural, con el fin de concienciar en materia de igualdad y ofrecer al profesorado herramientas para trabajar en su día a día. Estas acciones adquieren especial valor en un contexto donde la violencia machista entre adolescentes ha sufrido un incremento importante.

“Es imprescindible abordar la educación emocional desde edades muy tempranas. Aprender a identificar emociones y sentimientos, saber expresarlos y ponerlos en valor. Sólo conectando con nuestras emociones y sentimientos podremos entender las emociones y sufrimientos del otro”, señalan en Servicios Sociales.

Asimismo, se demanda una mayor formación de profesionales en todos los ámbitos para la detección precoz, comprensión e intervención. Desde la institución lanzan un mensaje contundente a la sociedad: “toda mujer, independientemente de la edad, condición social o económica, tiene derecho a vivir su vida libre de violencia. De la violencia se sale, con ayuda”. 

Etiquetas