La Litera

LA LITERA - ALTOARAGÓN ECONÓMICO

Ocio activo para el Centro de Mayores de Binaced

Vanesa Delgado presta servicios para ejercitar cuerpo y mente en el espacio binacetense, abierto a todo el entorno

Ocio activo para el Centro de Mayores de Binaced
Ocio activo para el Centro de Mayores de Binaced
F.J.P.

MONZÓN.- Vanesa Delgado, titulada en atención sociosanitaria a domicilio, está al frente de un "centro de mayores" desde junio del año pasado en el centro de día de Binaced. La instalación de propiedad municipal nació con aspiraciones de pequeña residencia de ancianos, pero el proyecto no fructificó y hoy se usa como espacio de reunión y prestación de servicios de la Asociación Hogar del Pensionista.

La dependencia llamada propiamente "centro de mayores" es una sala en la que Vanesa atiende de tres a ocho de la tarde a personas de edad avanzada (nueve en estos momentos) -algunas de ellas con los primeros síntomas de alzhéimer-, les propone juegos y trabajos de manualidades y les da de merendar.

El Hogar del Pensionista, beneficiario del edificio, cedió la sala para abrir el abanico de servicios a los socios (pedicura, peluquería, yoga, excursiones...). De las dos propuestas de atención, una no cuajó y la de la binacetense salió adelante, bien apreciada por el plus de su vecindad.

"Soy autónoma y me he dado de alta como empresaria. Si aumentase el número de usuarios y se ampliase el horario del servicio a la mañana, ofertaría el servicio de comedor y podría pensar en una contratación. Aquí también pueden venir personas de otras localidades cercanas, pero hoy por hoy tienen que traerlas los familiares", explica.

INICIATIVAS LOCALES

Guiada por el departamento de Desarrollo del Ayuntamiento, Vanesa obtuvo el certificado de empresa MILE (Microempresas - Iniciativas Locales Emprendedoras) del Inaem, el cual le ha reportado una subvención. El programa MILE valora el asentamiento laboral de una mujer en una localidad de menos de 5.000 habitantes con un proyecto de emprendimiento. La emprendedora cobra 140 euros al mes a los socios del hogar del pensionista y 150 a los que no lo son. El gasto de agua y luz corre por cuenta del ayuntamiento y ella asume el de las meriendas.

En estos tiempos en los que tanto se habla de la necesidad de poner freno a la despoblación, el centro de mayores de Vanesa ayuda a que los ancianos no emigren a una residencia. Vanesa dice: "Están cerca de sus casas y esta salida de la tarde los activa. Los familiares me dicen que, si no vinieran aquí, estarían de la cama a la mesa y de la mesa a la cama. Se entretienen con las cartas y pintando y, cuando jugamos al bingo, es fiesta mayor".

Y añade: "Pasamos unas tardes entretenidas y divertidas. Ellos cuentan historias de su infancia y todo lo que han tenido que pasar a lo largo de su vida, y así ejercitan la memoria. Personalmente, lo que más aprecio es lo agradecidos que son nuestros mayores, que me regalan sonrisas y me dan las gracias a todas horas".

María Citoler, centenaria desde diciembre, de mente lúcida y palabra clara, comenta mientras juega al guiñote con una compañera: "Esto nos viene muy bien. Pasamos la tarde y Vanesa siempre nos propone algo que hacer".

Etiquetas