La Litera

la litera

Ola social de donativos en Binéfar para arreglar el templo parroquial de San Pedro

Vecinos, comercios y empresarios "hartos de ver los andamios" en la iglesia aportan dinero para unas obras que comenzarán en enero

Los andamios forman parte del “decorado” interior de la iglesia desde que se reabrió al culto.
Los andamios forman parte del “decorado” interior de la iglesia desde que se reabrió al culto.
Somos Litera

Los vecinos de Binéfar “predican” con el ejemplo y hacen suyo el concepto de “Iglesia somos todos” para rehabilitar el templo parroquial de San Pedro Apóstol donde contrastan los andamios del siglo XXI con el magnífico retablo de Damián Forment que finalizó el 6 de junio de 1525. Los 24 sueldos jaqueses que recibió por su trabajo serían insuficientes, ahora, para pagar las obras de rehabilitación valoradas en 520.000 euros. Al estilo gótico del edificio no le “encaja” el andamiaje interior para evitar mayores problemas desde que la iglesia se cerró al culto en 2006 cuando hubo desprendimientos en el techo y bóveda del edificio. Posteriormente, se reabrió y los andamios forman parte del “decorado” durante los oficios religiosos.

La solución de emergencia aplicada hace 15 años seguirá hasta enero de 2022, cuando se inicien las obras ya licitadas y adjudicadas a una empresa que tiene previsto llevarlas a cabo en el plazo de seis meses, según informa el párroco Jaime Clusa, que comparte tareas pastorales con Crisanto López. El proyecto redactado en el año 2012 en la etapa de Luisa Fernanda Rudi como presidenta del Gobierno de Aragón se ejecutará diez años después con ayudas y recursos, sin participación del Gobierno de Aragón.

La Plataforma Ciudadana por la Recuperación de la iglesia de San Pedro Apóstol se formó el 14 de septiembre de 2021 con el objetivo de terminar con una situación “heredada” que requiere de soluciones. “Esto hay que salvarlo me dijeron los promotores y a partir de entonces se han movido para conseguir recursos”, explica Jaime Clusa.

En este sentido, destaca la respuesta social, “no he visto un movimiento así donde colaboran empresarios, comercios y vecinos, sean feligreses o no, porque están hartos de ver los andamios dentro del templo. Todo ha nacido desde la dignidad del pueblo”. Clusa llegó a Binéfar hace dos años desde su destino anterior y se hizo una pregunta “¿qué hacemos con la iglesia?... en mi trayectoria diocesana es la tercera iglesia en obras y siempre he visto el final. Claro que enseguida piensas ¿de dónde pueden salir 520.000 euros que no tenemos?”.

En su opinión, “la respuesta responde al interés social y es una experiencia en común. Los vecinos compartían la misma inquietud cuando vinieron al despacho parroquial dispuestos a sacar adelante las obras después de dieciséis años. En este aspecto, el respaldo a la Parroquia, las actitudes y apoyos mostradas son impagables”. El modelo de gestión social y la implicación han dado los primeros resultados con cerca de 70.000 euros entre donativos y colectas. Por ejemplo, una empresa que optó por el anonimato ha aportado 10.000 euros a los promotores.

Las aportaciones recibidas hasta ahora y 125.000 euros del Ayuntamiento permiten la posibilidad de iniciar las obras a mediados de enero de 2022. El Obispado aportaría 85.000 euros en cinco años “conforme a las posibilidades”, explica Jaime Clusa, que tiene mucha fe en que “Dios proveerá”. El resto hasta completar 520.000 euros está previsto “sacarlo” de un préstamo bancario, “todo se hace a nombre de la Parroquia y mientras duren las obras seguirán las acciones y actividades previstas para conseguir los recursos suficientes. En función de las necesidades y del tiempo seguiremos adelante”.

El párroco valora que en la Plataforma prima solo el objetivo de terminar las obras con la implicación de vecinos de todas clases y condiciones. “En términos coloquiales me parece una buena movida pero se hace todo contando con los responsables de la Parroquia”. La Plataforma se puso en marcha el 14 de septiembre, fecha señalada en el calendario en honor al Santo Cristo de los Milagros. A partir de entonces, teatro, música y otras acciones se enmarcan en la campaña “en espera de que el patrón eche una mano” en referencia al Cristo milagroso. Todo es posible. 

Etiquetas