Monegros

LOS MONEGROS - EMPRENDEDOR

Safeviu garantiza la mejora de la seguridad y protección de todos en el hogar

Alexis Argente ha creado esta empresa que comercializa redes contra caídas y accidentes

Safeviu garantiza la mejora de la seguridad y protección de todos en el hogar
Safeviu garantiza la mejora de la seguridad y protección de todos en el hogar
S.E.

SARIÑENA.- El hogar es el escenario en el que se presenta la mayoría de los accidentes de los más pequeños de la casa, así como de nuestros animales de compañía. Por ello, la instalación de novedosos productos para garantizar la seguridad en nuestras casas ha pasado a ser imprescindible. Safeviu, creada por Alexis Argente, es una empresa que ofrece estas medidas.

"Trabajaba como jefe de topografía en una gran constructora que me trasladó a Chile para realizar una importante obra", explica Argente que, una vez allí, empezó "a recorrer los distintos barrios para ver dónde" le gustaría vivir. En ese momento, reparó en unas redes que hay colocadas en la mayoría de balcones. "Esto me llama bastante la atención y, al preguntar a los compañeros chilenos, me dijeron que era para evitar que los niños se caigan. Por aquel entonces, mi hijo tenía dos años y fue la primera compra que hice. Quedé muy contento con el sistema y pensé que podría tener una buena acogida en España", recuerda.

Argente tiene 38 años y es una persona flexible, creativa. "Sé improvisar, arriesgo bastante, tomo decisiones bajo presión, tengo energía, reconozco errores y los corrijo. Organizado, intento serlo y me gustaría saber comunicarme mejor", afirma el joven que dejó su trabajo para emprender. "Safeviu -detalla- es una empresa que comercializa redes de protección para hogares. Con ellas se reduce el riesgo de caídas de niños y de mascotas, especialmente de gatos (que, pese a lo que se pueda creer, yo mismo así lo pensaba, se caen con mucha frecuencia)".

Estas mallas, además de protección contra caídas y accidentes o la delimitación de espacios, destacan por su transparencia, la ventilación y paso de luz natural, manteniendo la estética. Su sistema está testado por el instituto Aidico de España y por el instituto INTI de Argentina. Entre sus cualidades y características, destaca Argente, "las más importantes son que no tienen mucho impacto visual en la fachada, y que no quitan prácticamente visión ni luz. Por el tipo de material, no producen sensación claustrofóbica como lo puede hacer una red metálica. El hecho de que pueda cortarse en un momento de urgencia para poder salir por la ventana o balcón es un aspecto que se valora por parte de muchos clientes".

Asimismo, subraya Argente, tienen garantía y servicio posventa. "Si al recibir el producto no es lo que esperabas, lo puedes devolver sin coste. También asesoramos sobre el modo de instalación y sobre las dificultades concretas, como maceteros, toldos, etcétera, que tenga cada cliente. Ya sea particular o profesional", detalla.

FÁCIL INSTALACIÓN Y DESMONTAJE

Cabe destacar que soportan 140 kilos por metro cuadrado y cada rombo de la malla mide 5 centímetros. Su instalación es muy fácil. "La puede instalar el mismo cliente o bien cualquier profesional, o cuando adquieren la malla se la instalamos desde la empresa".

Realizadas con nylon con tratamiento antisol, se recomienda cambiarlas cada dos o tres años, en el caso de protección para niños o ancianos, y cada cuatro o cinco en el caso que la finalidad sea prevenir caídas de mascotas o entrada de aves. "Pero dependerá mucho de las condiciones del lugar y afecta solo a la red, no a los perfiles que tienen una vida útil mucho mayor", explica.

Su instalación es a base de anclajes de aluminio continuos con perfiles del mismo material y arpones de poliamida. "No presenta aristas vivas ni cortantes que puedan poner en riesgo o dañar a niños o adultos. Es fácil de retirar para su reutilización. Desmontable cuando se requiera la reparación o pintura de las fachadas, además de que facilita el escurrimiento del agua".

Cuando le preguntamos a Argente por el uso de estas mallas para evitar el "balconing", aclara que "hay que contar que la red se puede cortar con facilidad", razón por la cual insiste en que los niños "deben permanecer siempre con la supervisión de un adulto y tomar la red como una medida de prevención adicional". No obstante, cree que este tipo de actos se cometen "generalmente ebrios o sin mucha premeditación". Y considera que, con las mallas, el hecho "de tener que ir a por un cuchillo y cortarlo o desenganchar el producto contribuiría a enfriar los ánimos y por tanto a abortar muchas de estas intentonas".

Junto a las últimas mejoras tecnológicas, los sistemas de seguridad en los últimos tiempos han evolucionado notablemente en el servicio de atención al cliente. A través de Safeviu, el usuario puede sentirse más protegido, tanto antes como después de un posible accidente. Con solo una simple llamada, puede consultar cualquier posible duda. Información en safeviu.es.

Etiquetas