Monegros

MONEGROS - MEMORIA HISTÓRICA

La DGA impulsa el primer itinerario de memoria democrática en Aragón

La ruta comprende los municipios de Robres, Alcubierre, Leciñena, Villamayor de Gállego, Farlete y Monegrillo

La DGA impulsa el primer itinerario de memoria democrática en Aragón
La DGA impulsa el primer itinerario de memoria democrática en Aragón
DGA

HUESCA.- La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón inició el procedimiento para declarar como primera ruta de memoria democrática El Frente de los Monegros. Esta senda comprende un itinerario por los municipios oscenses de Robres y Alcubierre y las localidades zaragozanas de Leciñena, Villamayor de Gállego, Farlete y Monegrillo. De esta manera el Departamento de Educación, Cultura y Deporte da cumplimiento a lo establecido en la Ley 14/2018, de 8 de noviembre, de Memoria Democrática de Aragón, que promueve el impulso y la creación de lugares y rutas de la memoria como elementos singulares y sustantivos del patrimonio cultural aragonés.

La ruta de memoria democrática de Aragón del Frente de los Monegros es la primera de su categoría que impulsa el Ejecutivo y recorre numerosos vestigios de la Guerra Civil en los varios municipios de la comunidad aragonesa. Además, constituye un recorrido por la historia y el paisaje de buena parte de la extensa geografía del territorio de los Monegros y compone uno de los más relevantes itinerarios para comprender la realidad y el alcance de la contienda española que se desarrolló desde el año 1936 hasta 1939 tanto en el frente de batalla como en las retaguardias.

Tras el golpe de Estado de 1936, las tres capitales de provincia quedaron sometidas al control de los militares sublevados. Esta circunstancia y la ocupación de localidades bajo su influencia, determinó la marcha en dirección a Aragón de columnas de milicianos organizadas en Cataluña y Levante con el propósito de recuperar para la legalidad republicana el territorio conquistado por los insurgentes.

Si bien en los primeros compases del conflicto la práctica totalidad de las poblaciones monegrinas se mantuvieron leales al gobierno de la República, con la salvedad de Perdiguera, a partir del 12 de octubre de 1936 y hasta marzo de 1938, cuando se desplomó el frente de Aragón, la divisoria bélica atravesó la Sierra de Alcubierre, espina dorsal de Los Monegros y frontera de las provincias de Huesca y Zaragoza, incorporando Leciñena al territorio rebelde.

Frente a la V División integrada por distintas unidades de carros, requetés y voluntarios de primera hora enviados desde Zaragoza, se hicieron fuertes milicias socialistas y comunistas de la Columna Carlos Marx, centurias anarquistas lideradas por el carismático dirigente de la CNT Buenaventura Durruti, nacionalistas catalanes integrados en la Columna Macià-Companys y fuerzas agrupadas por el Partido Obrero de Unificación Marxista, POUM.

Robres permaneció en la zona leal al gobierno republicano hasta la caída del frente de Aragón, sufriendo varios bombardeos de la aviación sublevada, el más cruento de ellos con el ametrallamiento de la población civil que abandonaba el lugar, se produjo el 25 de marzo de 1938, precisamente como prólogo de la entrada de las tropas insurgentes en su incontenible avance en dirección a Cataluña.

La inmediatez con la línea del frente hizo de la Sierra de Alcubierre un imprescindible y concurrido lugar de paso para las milicias y posteriormente Ejército Popular de la República, desde el comienzo mismo del conflicto hasta la caída del frente de Aragón en marzo de 1938.

Etiquetas