Monegros

ECOS - DE CERCA

Mari Carmen Pacheco: “La belleza es un arma que todos poseemos y hay que saberla dirigir”

“Cada día te llevas un recuerdo que compartes en casa, y un día más en el que he aprendido la lección que tocaba”

Mari Carmen Pacheco
Mari Carmen Pacheco
M.B.

Nacida en Zaragoza en 1976, Pacheco es la propietaria del Centro Carma (Sariñena), el espacio en el que ‘te miman por dentro y por fuera’, donde, desde agosto de 2001 trabaja innovando, formándose continuamente y demostrando una profesionalidad con un íntegro servicio personalizado. Además, Mari Carmen es en primer lugar, madre y además baila jota en el Grupo Aires Monegrinos, sin olvidar su participación y colaboración en eventos festivos de Sariñena.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

—A días la bailaora, otros el payaso, otros la carita con los corazones alrededor o el diablillo.

¿A quién le daría el premio nacional de gastronomía altoaragonesa?

—Sin dudar y dos premios. Primero a mi madre y segundo a mi pareja. ¡Pienso que compiten entre ellos!

Cantaba Peret que es preferible reír que llorar, ¿pero cuál es la sal de una lágrima?

—Toda lágrima es salada por su composición, pero no todas son amargas, también hay dulces.

¿Por quién doblan las campanas? (un recuerdo en positivo)

—Las campanas doblan todos los días, cada día te llevas un recuerdo que compartes en casa, y un día más en el que he aprendido la lección que tocaba.

¿Poderoso caballero es don dinero?

—El único caballero que hace perder la cabeza, y arrodillarnos ante él, pudiendo caer en ciertas tentaciones acompañadas de la avaricia.

¿Usted ha comprobado alguna vez si un “ebook” huele a las delicias del libro de papel?

—Me voy al papel, poder doblar una esquinita de la página que abandonas para poder continuarla al día siguiente… o un libro regalado con una dedicatoria… ¡Eso sí que es una delicia!

¿A palabras necias, oídos sordos, la otra mejilla o mamporro –dialéctico-?

—Depende de que boca salgan las palabras.

¿Es usted más de esperar o de reaccionar a las primeras de cambio?

—Reacciono a la primera de cambio, no sé si es una virtud o no.

Egoísta, inteligente, preparado y crítico. ¿Es usted un millennial?

—Pues entonces soy una medio millennial, porque no me considero egoísta, preparada ¿para qué? ¿Se está siempre preparada en todos los ámbitos?

Si los Reyes de Aragón levantaran la cabeza y vieran el panorama, ¿retornarían a su reposo eterno a la velocidad del rayo?

—Creo que no solo los de Aragón, tenemos al mundo “patas arriba”, hay mucho que organizar y una labor difícil por delante para hacerlo, no me gustaría estar en el lugar de esa persona o grupo de personas que intenten conseguirlo, pero sí ayudar.

¿Hace un casting para seleccionar sus amistades?

—¿Hay un cuestionario donde tengan que rellenar?, nunca realizo un casting, hay que conocernos en todos los ámbitos y situaciones.

Ojo avizor. ¿Se precia de ver las intenciones a la distancia?

—No me considero brujilla, doy varias oportunidades, y el tiempo decide si me he equivocado.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

—Me divierto currando, tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta, esto ya es todo un lujo.

¿Qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

—La naranja, no paro de dar vueltas hasta que esa piel se queda casi transparente, no solo saco su jugo, sino también su esencia.

¿Una esteticista… se nace o se hace?

—Yo puedo decir que nací para esteticista, dicen que hay niños que vienen con un pan debajo del brazo, yo debí de venir con los pinceles y las pinzas.

¿Qué es lo que más te gusta de su trabajo?

—Prácticamente todo, cuando realizas un trabajo por devoción disfrutas y das lo mejor de ti.

¿Qué es para usted el envejecimiento?

—En el momento que descuidas tu imagen, dejas de escucharte, de mimarte, de dedicar un momento del día a uno mismo, o dejamos de disfrutar de nuestro entorno y de los que nos rodean, en ese momento es cuando empezamos a envejecer.

¿Nuestro organismo tiene memoria?

—Claro que nuestro organismo tiene memoria y resetea. Debemos de cuidar nuestra piel desde el primer minuto que salimos del vientre de nuestra madre.

¿Qué siente usted al tener un trabajo tan humano y empático?

—Orgullo, gratitud, satisfacción, mis clientes me aportan conocimiento, cada uno son historias a las que atender y aprender, así que les debo gratitud por esos conocimientos para seguir creciendo en mi trabajo.

Una frase que más encaja con usted como esteticista

—La belleza es un arma que todos poseemos, no se destruye pero sí hay que saberla dirigir.

Si consiguiera la lámpara del genio, ¿qué deseos pediría?

—Salud sería uno de ellos, porque con ella es muy probable que todos los demás se cumplan. 

Etiquetas