Monegros

MONEGROS / CORONAVIRUS

Un brote con tres positivos cierra la residencia Parque San Julián de Grañén a las visitas

Los afectados son tres residentes, todos vacunados y sin síntomas o con sintomatología leve

Residencia Parque San Julián de Grañén.
Residencia Parque San Julián de Grañén.
S.E.

Un brote de covid-19 que afecta a tres mayores ha obligado a la residencia Parque San Julián de Grañén a cerrar a visitas y salidas del centro. Según ha confirmado José Luís Fontana, director del centro, los residentes que han dado positivo en la prueba PCR son asintómaticos, salvo una señora que fue a visitarse por anginas y sigue ingresada, aunque no presenta síntomas graves y se encuentra bien. Esto puso en marcha todo el protocolo que se aplica en estos casos en los centros residenciales.

La dirección de la residencia, en coordinación con el equipo covid, ha sometido a cribado a las 56 personas que residen en Parque San Julián, además de a todos los trabajadores. Fontana ha mostrado su “confianza” en que la efectividad de la vacuna impida que afloren nuevos contagiados y también en que los residentes que han dado positivos superen la enfermedad sin complicaciones.

Todos los residentes y trabajadores del centro están vacunados El diagnóstico de estos nuevos casos entre los mayores ha activado el protocolo de atención por la pandemia, señalando que las familias de los residentes están informadas del alcance del brote y de la necesidad de mantener el centro cerrado a las visitas, “hemos controlado las peores olas que la pandemia ha presentado y mientras nosotros lo podíamos controlar, nadie se ha contagiado”, explica el director considerando que desde que se ha abierto la residencia a visitas y salidas de los residentes, “no hemos podido evitar el contagio”.

Asimismo, recomienda que “la covid sigue aquí y hay personas portadoras que pueden contagiarlo, hay que concienciar a la gente que ahora es cuando más cuidado se debe tener, a pesar de estar vacunados, ahora es cuando más debemos cumplir la normativa sanitaria”, indica Fontana, recordando que “las residencias de mayores deben estar atentas a los brotes de covid-19, incluso después de que los residentes hayan recibido dos dosis de la vacuna”, manifiesta puesto que corren el riesgo de contraer la enfermedad a pesar de tener la pauta completa.

No se puede olvidar que los centros de cuidados de larga duración, como las residencias de ancianos con múltiples enfermedades subyacentes, corren un alto riesgo de sufrir brotes y muchas campañas de vacunación se han centrado inicialmente en los residentes y en el personal que los cuida.

Etiquetas