Monegros

SUCESO

Dos agentes de la Guardia Civil salvan la vida a Triana, una niña de 18 meses de Albatatillo

Gracias a la intervención de Fernando Bravo y Bárbara Herguido, la pequeña expulsó la mucosidad que se le atragantó en la garganta

Fernando Bravo y Bárbara Herguido junto a la pequeña Triana.
Fernando Bravo y Bárbara Herguido junto a la pequeña Triana.
S.E.

El pasado mes de febrero, Fernando Bravo y Bárbara Herguido, guardia civiles destinados en Sariñena recibían un aviso del 112 que les comunicaba que una niña sufría un atragantamiento, “Triana tiene convulsiones febriles cuando tiene infecciones de garganta pero aquel día fue muy fuerte y además la mucosidad se le atragantó en la garganta”, ha explicado María Pilar Mas, madre de la pequeña, “estaba con la abuela que cuando vio que Triana casi no podía respirar, un vecino llamo al 112 y la llevaba al Centro de Salud de Sariñena cuando aparecieron los guardia civiles”, ha señalado la madre, todavía emocionada por la intervención de la pareja de agentes a los que han escrito una emotiva carta expresando su agradecimiento.

Según ha explicado María Pilar, los agentes llegaron a Albalatillo de inmediato, “al ver a mi madre con la niña en la salida de Albalatillo hacia Sariñena, pararon y les dio a Triana a los agentes que enseguida le practicaron la maniobra de Heimlich y en el segundo intento, la niña expulsó la mucosidad que obstruía sus vías respiratorias y comenzó a reaccionar".

Ni la madre ni la abuela olvidarán nunca ese 23 de febrero, “siempre tendremos presentes a esta pareja de guardia civiles, porque salvaron a Triana”.

Etiquetas