Monegros

REGADÍOS

Monegros II regará 6.200 hectáreas en Bujaraloz, Peñalba y Fraga

El convenio firmado este miércoles beneficia a 370 agricultores

Parte de un trazado de la comunidad de regantes Monegros II.
Parte de un trazado de la comunidad de regantes Monegros II.
S.E.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y la Comunidad de Regantes Montesnegros han suscrito este miércoles el convenio para poner en marcha los regadíos de Monegros II, de los que se beneficiarán 370 agricultores y 6.200 hectáreas de los términos de Bujaraloz, Peñalba y Fraga y con el que se cierran 30 años de reivindicaciones.

El presidente de Aragón, Javier Lambán ha presidido la firma de este acuerdo que, ha resaltado, es un "inmenso mérito" de la Comunidad de regantes Montesnegros, que "ha demostrado su responsabilidad y vocación de futuro" y cuya ejecución supondrá "un auténtico revulsivo en la zona, tanto en generación de economía endógena como en creación de empleo y oportunidades de futuro en una zona rural con alta despoblación como esta”.

Pese a la complejidad de la obra hidráulica", dado que se trata de una tubería de 25 kilómetros de longitud y 2,6 metros de diámetro, el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, ha asegurado que "se ha logrado ejecutar con garantías" al tiempo que ha agradecido "la paciencia, la fe y la confianza de los regantes".

Para el presidente de la Comunidad de regantes, Carlos Villuendas, "tras treinta años de lucha es un día muy feliz no solo para los agricultores, sino también para las granjas y las industrias, que están paradas por falta de agua".

La ejecución de la obra se hará a través de un encargo efectuado a la empresa pública Tragsa y su presupuesto asciende hasta los 51,6 millones de euros, de los cuales el Gobierno de Aragón aportará 22 millones en cuatro anualidades: 500.000 euros en 2022, 5,4 millones en 2023, 8 en 2024 y 8,1 en 2025.

Por su parte, la Comunidad de Regantes Montesnegros aportará los 30 millones de euros restantes, financiados con el apoyo de Cajamar.

Se trata de una obra que inicialmente debía ejecutar el Estado a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), ya que formaba parte de las tuberías principales del Pacto del Agua, pero tras dos proyectos fallidos y dos décadas después no se llegó a construir "dejando una inversión de 41 millones ya ejecutada por el Gobierno de Aragón y por el Ministerio de Agricultura sin ninguna utilidad”, explica el Ejecutivo.

Además de la tubería de Valdurrios, faltan cuatro estaciones de bombeo que serán financiadas por el Ministerio de Agricultura de forma simultánea a la construcción de la tubería, según ha explicado el consejero Olona.

El coste de estas estaciones asciende a 26 millones de euros y sus proyectos están redactados, por lo que se está a la espera del cierre de la financiación y ejecución de la tubería de Valdurrios para iniciar su ejecución a través de un encargo a Tragsa.

Según ha explicado el presidente de la Comunidad de Regantes, mientras el cereal de secano produce unos 2.000 kilos cada dos años, la siembra de maíz genera entre 15.000 y 16.000 kilos al año, por lo que una vez que los regadíos estén en marcha, antes de diciembre de 2025, se podrá sembrar maíz, alfalfa o frutales.

Etiquetas