Monegros

recreación histórica

Robres se consolida como escenario de recreación histórica de la Guerra Civil

Más de 50 participantes de España y otros países formaron parte ayer de un campamento militar

Visita de autoridades ayer a uno de los escenarios de recreación del campamento de la Guerra Civil, ayer en Robres.
Visita de autoridades ayer a uno de los escenarios de recreación del campamento de la Guerra Civil, ayer en Robres.
Comarca de Los Monegros

Soldados jugando al dominó, tomando una copa en la cantina, comprando tabaco o aprendiendo a leer y a escribir en una improvisada escuela, enfermeras reponiendo material sanitario y hasta un miliciano afeitándose a golpe de navaja, fueron escenas cotidianas de la retaguardia de un campamento militar republicano de 1936 que ayer se revivieron en Robres a través de la segunda edición de la recreación histórica, organizada como colofón al curso de verano de la Universidad de Zaragoza que se ha desarrollado durante esta semana en la localidad monegrina por segundo año consecutivo.

La actividad, enmarcada en un claro carácter didáctico, busca mostrar al visitante la faceta más cotidiana del periodo bélico, informaron desde la Comarca de Los Monegros en un comunicado de prensa.

En concreto, más de medio centenar de recreadores de diversas ciudades españolas y también de otros países participaron en esta iniciativa que se desarrolló ayer desde las 10 hasta las 21 horas con la visita de numerosos visitantes, entre ellos, autoridades como la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, el subdelegado de Defensa, Rafael Matilla, el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuán, que junto a la alcaldesa de Robres, Olga Brosed, visitaron por la mañana el campamento y la exposición sobre material del bando sublevado abierta en el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón.

El formato elegido este año se aleja de los combates y simula lo que habría sido la vida cotidiana de un pequeño campamento militar de etapa republicano en el verano de 1936. De este modo, se mostró a civiles, milicianos, militares de carrera, enfermería, puesto de mando, sección de intendencia, escuela, así como una improvisada cantina o un campo de maniobras donde los veteranos instruyen a los soldados.

“La recreación histórica es una actividad cultural que fomenta el conocimiento y divulga aspectos generales de un periodo histórico concreto. Se trata de una apuesta por dinámicas innovadoras en la divulgación histórica. Este tipo de eventos relacionados con la Guerra Civil busca poner sobre la mesa y hablar de un pasado que muchas veces ha sido reprimido y visto como tabú”, explicó el historiador Pablo Gracia, quien participó en la recreación junto a una parte de los doce alumnos matriculados en el curso de la UZ.

Etiquetas