Monegros

fiestas patronales

Grañén vuelve a oler a pólvora y tinto de verano dos años después

El pregón de Luis Costa y Patricia Coronas dio comienzo ayer a las fiestas

Ambiente festivo en Grañén.
Ambiente festivo en Grañén.
S. E.

Después dos años sin celebrar sus fiestas patronales, Grañén volvió ayer a sacar el pañuelo azul tras el chupinazo. Una vez llevados a cabo los dos pregones de lujo, por parte de la actriz Patricia Coronas y el empresario y deportista Luis Costa, estalló el primer chupinazo que dio comienzo a las fiestas patronales de Santiago Apóstol en un clima emocionante.

A las 19:00 horas ya estaban las calles llenas. y la Comisión de Fiestas, junto a muchos grañenenses, preparaban el ‘tinto de verano’ previo al chupinazo tan deseado. El chupinazo fue el inicio de estos cuatro días de música, casetas, bailes, talleres y juegos infantiles. Días de pañuelo azul al cuello y camisetas con los colores de las peñas como atuendo permanente.

El alcalde y los pregoneros Luis Costa y Patricia Coronas saludan desde el balcón del Ayuntamiento.
El alcalde y los pregoneros Luis Costa y Patricia Coronas saludan desde el balcón del Ayuntamiento.
S. E.

Días y noches, algunas como la del jueves, grabadas en la memoria colectiva de un pueblo que las recuerda con sabor a recena. Y es que, en general, las fiestas de este año saben de forma diferente: “Ya no por los numerosos actos de la programación, que siguen la línea tradicional de estas celebraciones. Es, sobre todo, cuestión de espíritu, de disfrutar, de vivir en la calle y de tener muchas ganas de fiesta”, manifestaron los peñistas de Grañén, eufóricos por el regreso de las celebraciones.

Lo que fue un sueño en los dos años de parón y silencio a causa de la pandemia, ayer se convirtió en una realidad plausible: “Por fin es posible llenar, por ejemplo, la plaza del Ayuntamiento para dar el pistoletazo oficial a los festejos y, a partir de ahí, no dejarnos ni una actividad sin participar”, concluyeron. 

Etiquetas