Monegros

Sostenibilidad

'Los Monegros no se venden' cifra en más de 500 aerogeneradores el proyecto de Forestalia en la comarca

Afirman que los vecinos no han sido suficientemente informados desde los ayuntamientos y la Comarca 

Terreno donde se proyecta una de estas centrales.
Terreno donde se proyecta una de estas centrales.
Antonio Oliván

La Plataforma por la Sostenibilidad de Los Monegros, Renovables sí, pero no así, ha comunicado este martes que, “sumando todos los proyectos que la empresa Forestalia ha presentado, serán más de 500 aerogeneradores de unos 200 metros de altura los que se extenderían ocupando prácticamente todo el territorio de Los Monegros oscenses”. La Plataforma, constituida hace más de un año, está formada por un grupo de personas, vecinos y vecinas de distintas localidades de Los Monegros, preocupadas por la aparición de proyectos en el BOE que supondrían la conversión del territorio en un parque eólico a gran escala,

La Plataforma considera que, “los representantes de ayuntamientos y Comarca apenas han informado al conjunto de la ciudadanía de este gran proyecto. Tampoco han acudido, salvo puntuales excepciones, a los ya numerosos actos celebrados por la Plataforma en Sariñena y otros municipios de la comarca, a pesar de ser invitados”, además de que tampoco han recibido respuesta a las solicitudes de reunión. “Resulta incomprensible esta dificultad para ofrecer información por parte de nuestros representantes, incomprensible porque unas actuaciones tan transformadoras de la comarca, y por tanto tan transcendentes para nuestra vida, deberían ser objeto de información por parte de nuestros gobernantes, de lo contrario es que ignoran cuál es su papel. ¿A qué obedece este silencio?”.

Asimismo, añaden que, “hay dos proyectos publicados en BOA que incluyen cinco aerogeneradores para los que el Ayuntamiento de Sariñena por decreto de alcaldía ha ratificado su interés público. Ha desestimado nuestras alegaciones. Es previsible que en breve se solicite a los diferentes ayuntamientos esta ratificación del interés público para los proyectos ubicados en su municipio”, además, manifiestan que, “hay quince proyectos publicados en BOE, que incluyen más de 500 molinos, diez subestaciones eléctricas, cien kilómetros de línea de alta tensión, y dos grandes plantas solares en la comarca. Sería un buen momento para que Ayuntamientos y Comarca hicieran una valoración del interés público, evaluando los riesgos y afecciones negativas”.

También se valora más allá de las afecciones negativas, “para la agricultura, el turismo y la calidad de vida de las personas que vivimos en el territorio, estos macroproyectos energéticos a largo plazo, en el actual contexto especulativo de implantación de energías renovables, tienen un riesgo considerable de pérdida de rentabilidad, ante la que los ingresos municipales y particulares probablemente desaparecerían. Es como si la promesa de grandes ingresos por licencias de obras e impuestos cegara a la mayoría de nuestros representantes, aquí y en todos los niveles de la Administración”.

Según la Plataforma, “la transición a las renovables ofrece nuevas oportunidades a la ciudadanía, las empresas y las entidades locales, quienes antes eran solo consumidores… y ahora pueden ser productores a través de las comunidades de energía renovable. A través de ellas seríamos quienes vivimos aquí los que generaríamos trabajo y riqueza. Por ello las comunidades energéticas constituyen una gran oportunidad de desarrollo para el mundo rural, al contrario que los macroproyectos de renovables que utilizan el medio rural para producir energía que va a ser consumida a cientos de kilómetros, donde seguirá creciendo la población y la industria. No es este el modelo que desarrolla y asienta población en el mundo rural”, apuntando que, “muy buenos serían los ingresos municipales. Pero están sometidos a un riesgo elevado que se obvia. Al igual que se obvian los perjuicios para otras líneas de desarrollo de la comarca, en concreto agricultura y turismo, sin olvidar la pérdida en la calidad de vida que vivir entre molinos, tendidos y estaciones supondría, así como los perjuicios ambientales. Por si fuera poco, hoy en día y cada día más, las comunidades energéticas ofrecen una gran oportunidad de desarrollo para el mundo rural. Puede ser normal que quien vive en la ciudad no se dé cuenta de todo esto, pero todas las personas que vivimos en el medio rural, como mínimo, deberíamos reflexionar”.

Las personas que constituyen la Plataforma afirman que, “tenemos un territorio rico y necesitado de ser preservado. Resulta paradójico sin ir más lejos que el tozal de la Cobeta, emblema de Jubierre y cuya imagen utiliza La Comarca de los Monegros para su promoción, haya sido el lugar elegido para construir una granja de cerdos, sin que ninguna administración haya paralizado su construcción”, por lo que se está realizando una campaña de recogida de firmas que solicitan al Ayuntamiento de Sariñena que pida la colaboración de Comarca y Gobierno de Aragón para solucionar el problema, “dando una alternativa al promotor, y aumentando la protección de Jubierre para que no vuelvan a producirse nuevos casos como éste, y sí, al contrario, se desarrollen iniciativas que desde el respeto al entorno creen riqueza en nuestro territorio”.

Por último, subrayan que, “muchas cosas más se podrían decir, pero sirvan estas líneas en esta revista para hacer un llamamiento a la participación ciudadana, a la sensatez, al respeto a nuestro territorio y a su puesta en valor. Todos y todas nos hacemos falta”.

Etiquetas