Monegros

cosas de casa

Amparo Buil, más de medio siglo trabajando con la moda

Aunque podría jubilarse, afirma que “hasta que no encuentre a alguien” no traspasará Estilo’s Moda, porque Sariñena no puede perder tejido comercial

Amparo Buil, en su tienda, en la actualidad.
Amparo Buil, en su tienda, en la actualidad.
M.B.

Más de veinte años en el Pasaje El Mirador, en el comercio Estilo’s Moda regentado por Amparo Buil, explican su trayectoria empresarial que supera los 50 años atendiendo a su clientela y manteniendo un negocio que es su vida, su ilusión y su mejor carta de presentación.

Nací en Castejón de Monegros y a los once años me llevaron a estudiar a Santa Ana en Huesca, donde hice Bachiller y secretariado. A los dieciséis años fui a Zaragoza a trabajar en una empresa de material eléctrico, donde llevaba la contabilidad y administración”, explica Amparo, que en aquellos tiempos no imaginaba su futuro como empresaria.

Cuando se iba a casar su hermano Agustín, Amparo estaba en Zaragoza: “Vino Juan Moren a entregar el traje de novio, eran con su hermano y padres los sastres de Sariñena y se desplazaban a los pueblos para hacer trajes de novios, pantalones o trajes de chaqueta”, narra nuestra protagonista sobre aquel día que cambiaría su vida.

Con dieciocho años continuaba en Zaragoza y un día apareció Juan con su seiscientos: “Fuimos al cine con mi grupo de amigas y luego a tomar algo, era el mes de noviembre y en enero quedamos en la fiesta de San Sebastián de mi pueblo, cuando estábamos bailando se me declaró y después de cuatro años de noviazgo nos casamos”, rememora emocionada.

De este matrimonio nacieron cuatro hijos, “tres chicas y un chico, mientras aprendía a coser pantalones y de todo, además de llevar la contabilidad de los Hermanos Moren, la sastrería de Sariñena que tenían a más de diez trabajadores”.

Primera tienda abierta en 1974.
Primera tienda abierta en 1974.
S.E.

Los Hermanos Moren tenían una tienda en el centro de Sariñena, concretamente en la calle Ugarte: “Eran unas instalaciones de dos plantas, además de la tienda en la planta baja, arriba se tomaban medidas y en la tienda había exposición de trajes”.

Como comercio abrió sus puertas en 1974. “Teníamos muchos clientes de los pueblos cercanos que venían en los coches de línea a probarse y encargar los trajes que por aquel entonces servían para varias ceremonias”, además, los Moren continuaban yendo de pueblo en pueblo y en cada localidad establecían una casa donde acudían los vecinos, practica que hacían algunos comerciantes.

En los 80 dieron comienzo a la ampliación del negocio, “confección al por mayor, gabardinas, abrigos, ropa interior, pantalones de pana, monos de trabajo…y empezamos a traer moda de última tendencia”, señala la modista, contable y madre, que hacía malabares para atender el comercio y cuidar de su casa e hijos: “Las dos mayores me ayudan mucho, así como el abuelo”, asegura Amparo, que después de 22 años y con casi todo el equipo de trabajo jubilado, abría las puertas de Estilo’s Moda en el Pasaje Mirador de la avenida Huesca.

En estas décadas ha visto cómo han cambiado las tiendas: “Lo bonito de tener un negocio de hace tantos años es haberse adaptado a los tiempos de ahora”, comenta Amparo que ha vivido la transformación y la evolución desde el siglo pasado.

“Fue mi marido el que creo el Pasaje Mirador, las nuevas tecnologías facilitan el trabajo. Antes no se sabía el stock del almacén, había unas fichas y dependías más de la memoria. Ahora la globalización hace que tener cosas especiales y diferentes es cada vez más difícil”, admite Amparo. “Casi todas las marcas tienen y venden por redes sociales, y encontrar cosas nuevas realmente cada vez lleva más trabajo. Antes pisabas París y prácticamente lo que había allí, aquí no se conocía. Ahora vas a París y hay muchas cosas que aquí también tienes”, añade.

Ante la expansión de franquicias, en Estilo’s Moda se mantiene una línea de moda multimarca de calidad. La tienda cuenta con muchas referencias de ropa, para mujer, hombre y juvenil. Para decidirse por una firma, se fija en que tenga una personalidad diferente, que sea algo no visto… “Intento traer cosas que no tenga nadie y dar una oferta que no sea fácil de encontrar, que todo tenga una coherencia”.

La cercanía con sus clientes, la atención personalizada, interesarse por detalles de la ocasión para la que están buscando ropa es algo que Amparo sigue aplicando, además de su labor de coser y adaptar todo al gusto de los clientes. Por su tienda acuden ahora las nietas de clientas de siempre. “A la gente le gusta que la atiendas, que estés por ella, que la ayudes”, considera, añadiendo que, “aquí está mi vida, me da alegría y felicidad, mis hijas e hijo han crecido y están lejos”, subraya sobre este relevo generacional inexistente, porque a pesar de la energía que desprende, Amparo ya tiene edad de jubilarse, pero la protagonista se niega a cerrar.

“No me gustaría que Sariñena pierda tejido comercial. Son muchos los compañeros empresarios de mi edad que han cerrado el negocio. Yo quiero que continúe”, añadiendo que “no es lo mismo comprar aquí que por internet o en una grande superficie. La cercanía y calidez de esta tienda es diferente. Me preocupo por nuestras clientas y ellas se sienten como en casa”.

Amparo busca a alguien que la sustituya como capitana del barco. “Tengo una clientela muy fiel”, dice la protagonista, quien añade que “lo más fácil sería bajar la persiana e irme a casa. Pero quiero a mi tierra y pienso que cerrar esta tienda es perder una oportunidad. No se puede perder más tejido comercial y si puedo no cerraré hasta que encuentre a alguien”, afirma detallando que, “me gustaría traspasar la tienda a alguien que sintiera pasión por la ropa, que sepa coser y arreglar las prendas, responsable, amable, que es una cualidad fundamental y algo que se respira cuando entramos en una tienda. Debe hacer sentir cómodo al cliente, con un trato cálido que aporte confianza, imprescindible para una experiencia de compra única”.

En definitiva, Amparo no se jubila, Estilo’s Moda es su vida, su vocación, es el espacio donde su gusto, aptitud y entrega se ponen de manifiesto, donde comparte su profesionalidad con el resto de las personas de Los Monegros.l

Etiquetas