Monegros

SECTOR PRIMARIO

Introducen variedades de olivar que resisten el frío

La empresa de Alberuela de Tubo, Aceites Palacio, trabaja con Lecciana

Estado actual de la explotación de olivar de Lecciana de Aceites Palacio, en Alberuela de Tubo.
Estado actual de la explotación de olivar de Lecciana de Aceites Palacio, en Alberuela de Tubo.
Aceites Palacio.

La empresa monegrina Aceites Palacio, con sede en la localidad de Alberuela de Tubo, desarrolla en sus plantaciones de los últimos años variedades de aceituna adaptadas al frío como la Lecciana, que nace de la combinación de la arbosana, originaria de España, y el leccino, de Italia, realizada por la universidad italiana de Bari.

Se trata de la primera plantación de este tipo en la provincia que la empresa comenzó a desarrollar hace tres años junto a otras 13 variedades de aceituna de forma experimental en una superficie de una hectárea y comprobar cómo se adaptaban al terreno de Los Monegros. “El año pasado ya obtuvimos una primera producción de 2.000 litros de aceite lecciana”, ha explicado Manuel Palacio, gerente de la empresa Aceites Palacio.

No en vano, ha destacado que desde la propia empresa se comenzó a realizar un estudio hace 7 años. “Elegimos esta variedad por ser nueva, joven y por la evolución en el campo de la mejora genética que ha tenido lugar en el mundo del olivar y las nuevas oportunidades que han surgido. Algo que se había dado en otros cultivos pero hasta fechas recientes no en el olivar”.

En las pruebas con nuevas variedades de aceituna el objetivo es “estudiar las que aguanten mejor el frío”, como la lecciana que presenta cualidades como un ácido oleico superior a otras variedades, es superior en polifenoles, tiene más vitaminas y mucho cuidado del medio ambiente”.

Ha indicado que desde Aceites Palacio “para hacer un producto bueno tenemos que recurrir a la genética” y con los primeros 2.000 litros obtenidos del aceite lecciana “estamos a la espera de poder comercializarlo para el próximo verano junto a las otras variedades que molturamos aquí en nuestra almazara”.

Detalle de aceitunas Lecciana en proceso de maduración.
Detalle de aceitunas Lecciana en proceso de maduración.
Aceites Palacio.

Desde la empresa monegrina, todo lo que se produce parte de una agricultura que es una suerte de economía circular y sostenible desde hace tres años. “Hemos sacado cerca de un millón de kilos de pulpa de la aceituna con el que alimentamos a las vacas y estas a su vez nos aportan 3,5 millones de estiércol, que aplicamos en línea a las oliveras”, ha detallado Manuel Palacio quien destaca que con ello la empresa contribuye a la conservación del medio ambiente.

Además, todos los restos de poda se pican y se incorporan al terreno mejorando la fertilidad y la sostenibilidad de los suelos.

Además de las 15 hectáreas de superficie destinadas al cultivo de la aceituna Lecciana, Aceites Palacio tiene previsto plantar otras 15 hectáreas en 2025, con variedades que se conocerán tras el análisis de la parcela experimental desde hace ocho años.

La plantación está mecanizada y cultivada en seto para reducir costes. Del mismo modo, se emplean sistemas de riego por goteo y por sondas de humedad, para reducir el consumo de agua. “Espero que la gente se anime a plantar aunque sea solo para autoconsumo y con variedades como esta que aguantan más el frío”, ha indicado el gerente de Aceites Palacio quien consideró que la provincia de Huesca “es deficitaria en aceites”.

Etiquetas