Ribagorza

RIBAGORZA - OJO AVIZOR

Rubén Cierto: "La ampliación de Cerler abriría otros horizontes sin acabar con la ganadería"

El joven regenta el hotel restaurante Ca de Graus, en el término de Montanuy

Rubén Cierto: "La ampliación de Cerler abriría otros horizontes sin acabar con la ganadería"
Rubén Cierto: "La ampliación de Cerler abriría otros horizontes sin acabar con la ganadería"
E.F.

Rubén Cierco regenta, junto con sus padres, el hotel restaurante Ca de Graus, ubicado en Castanesa y el único establecimiento turístico de este tipo en el municipio de Montanuy donde, por lo demás, solo hay un par de casas de turismo rural como complemento a la actividad ganadera familiar.

"Nosotros tenemos también algunos animales, pero hemos apostado por el hotel-restaurante con una inversión fuerte", explica Cierco, uno de los pocos jóvenes del pueblo y ferviente defensor de la ampliación de la estación de Cerler por Castanesa.

"La ampliación que eche para adelante, pero ya. No tendrían que empezar mañana, sino ayer", bromea para enfatizar su ilusión ante el proyecto.

El año pasado, Cierco y sus padres triplicaron el volumen del negocio con una fuerte inversión. Del acogedor hostal que ofrecían hasta ahora, han pasado a un hotel de dos estrellas, que mantiene el trato cercano y acogedor al cliente, y a un restaurante de tres tenedores que ha pasado de 35 a 90 plazas y prima el producto local con una selecta elaboración, fruto de la formación del joven propietario en la Escuela de Hostelería de Guayente.

Además de él y sus padres, hay otra persona fija en una plantilla que se duplica en temporada alta. "Si hacen el acceso a la estación, tendremos que cambiar las fechas de apertura porque ahora tenemos que cerrar en enero y febrero que aquí no hay nadie y entonces serían los meses fuertes", comenta.

Aunque la familia tiene algunos animales, es más por tradición que por negocio y, a diferencia del resto de vecinos, que mantienen la ganadería como único medio de vida, ellos han primado el sector servicios. "Lo único que se oye en este municipio es el "canal vaca", no hay nada más. La ampliación abriría otros horizontes sin acabar con la ganadería. En el valle de Benasque hay ganaderos y viven igual. Nosotros también tenemos animales y no nos perjudica para nada", apostilla.

A sus 32 años, Rubén Cierco es uno de los pocos jóvenes del pueblo y le preocupa el futuro. "Ahora estamos pocos, pero en diez años no solo estaremos muchos menos, sino que además aún habrá menos jóvenes". Considera que la apertura del acceso a la estación de Cerler puede mejorar la situación del municipio y por eso considera que acometer la ampliación es "urgentísimo". "Por la trayectoria del negocio, no nos podemos quejar, vamos haciendo, pero daría más continuidad y, sobre todo, otra vida al municipio".

La única preocupación de Rubén Cierco es la fecha en la que se ha hecho el anuncio de la ampliación.

"Me da algo de miedo que sea tan cerca de las elecciones", comenta. Por lo demás, y a falta de conocer el proyecto con más detalle, espera que se haga lo mejor posible. "Esperemos que lo hagan con un poco de cabeza", concluye.

Etiquetas