Ribagorza

RIBAGORZA - INFRAESTRUCTURAS

Las obras del congosto de Ventamillo comenzarán antes de final de año

Los trabajos contemplan la mejora de un tramo de casi doce kilómetros de la N-260

Las obras del congosto de Ventamillo comenzarán antes de final de año
Las obras del congosto de Ventamillo comenzarán antes de final de año
E.F.

GRAUS.- El Ministerio de Fomento ha formalizado el contrato del acondicionamiento de la carretera N-260 entre el congosto de Ventamillo y Campo por un importe de 35.660.101,66 euros. La empresa Dragados S.A. será la encargada de realizar estos trabajos que comenzarán previsiblemente en el tercer trimestre de este año y tienen un plazo de ejecución de 38 meses. El presidente de la Comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias, resaltó la mejora en seguridad que supondrá la obra.

La actuación, licitada el pasado enero, contempla la mejora de un tramo de 11,98 kilómetros de una carretera de montaña que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad, por lo que el diseño de la obra presta especial cuidado a las restricciones medioambientales. El tramo, comprendido entre los puntos kilométricos 391 y 404, prevé las actuaciones de conservación y rehabilitación del firme en el tramo del congosto, entre los puntos kilométricos 388,100 y 391,600, donde por razones ambientales se mantiene el trazado y la sección transversal de la carretera actual.

También se incluye la rehabilitación de firme en la travesía de Seira, consistente en la ampliación de la plataforma que pasaría de entre 4,5 y 6 metros de anchura a una de 8 metros (dos carriles de 3,50 metros y arcenes de medio metro).

La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas para facilitar el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. El proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud respectivamente.

Iglesias aludió a la importancia de esta carretera para el desarrollo, pero primó la seguridad. "Si las comunicaciones por carretera son esenciales para la vertebración del territorio, aún lo es más la seguridad de los vehículos que transitan por ella". En este sentido, recordó que "hay tramos que tienen solo 4,5 metros de anchura, y está previsto que los casi 12 kilómetros en los que se va a actuar tengan casi el doble, 8 metros. Estamos hablando de mucho más espacio para el paso de los vehículos, que se ve entorpecido en muchas ocasiones por el paso de camiones de grandes dimensiones y que será fluido tras los trabajos previstos".

Etiquetas