Ribagorza

RIBAGORZA - LAGUARRES

Laguarres no puede beber agua por el alto nivel de nitratos

Un camión cisterna suministra al pueblo, pero solo para limpieza, aseo y animales

Capella actúa de urgencia ante los problemas del agua de boca
Capella actúa de urgencia ante los problemas del agua de boca
D.A.

GRAUS.- El elevado nivel de nitratos del agua de la localidad ribagorzana de Laguarres impide su consumo como agua de boca desde el pasado jueves y la que se suministra a la población con un camión cisterna solo puede utilizarse para labores de limpieza, aseo y consumo animal.

Este jueves, una semana después de detectarse que el agua no era potable, se espera que se conozcan los resultados de los últimos análisis que determinarán si ya es posible su ingesta.

La treintena de vecinos de Laguarres tienen que romper obligatoriamente el confinamiento impuesto por el estado de alarma a causa del Covid-19 para adquirir agua de boca, ya que la del grifo no está recomendada para su uso por el elevado nivel de nitratos.

Al parecer, es cuatro veces superior a lo permitido, detallaba la alcaldesa pedánea Cruz Mur. Tampoco el agua con la que les suministra un camión cisterna del Parque de Bomberos de Graus es apta para consumo humano, y solo puede utilizarse para usos de limpieza y aseo.

"Nos traen agua con un camión cisterna, pero no se puede beber si no se hierve previamente y solo puede emplearse para cocinar o para limpieza", detalló Cruz Mur, quien relató la secuencia de los acontecimientos.

El primer análisis del agua, dijo, fue el pasado jueves y, al día siguiente, Sanidad autorizó que se mandara el camión cisterna para el suministro de agua. Desde la empresa Aquara, se espera que este jueves se realicen nuevos análisis para saber cuál es el estado actual del agua de Laguarres.

EL DEPÓSITO SE ABASTECE POR DOS VÍAS

El depósito de agua de Laguarres se encuentra encima de la población y se abastece por dos vías: un manantial, que "era el que siempre había servido al pueblo y que pasa por campos de cultivo", y además la toma del río Isábena, "que está situada en la desembocadura de otro barranco al que también desaguan muchos campos", especificó la alcaldesa pedánea de Laguarres. La munícipe cree que los estiércoles y las lluvias de estos últimos días podrían ser la causa de este incremento en los nitratos del agua.

"Mañana (por este jueves) vendrán de Aquara para ver cómo se soluciona el problema", concluyó Cruz Mur.

Etiquetas