Ribagorza

RIBAGORZA - FAUNA SALVAJE

Encuentran los restos de dos cabras de un rebaño de Barbaruens cuyo ataque señala a Goiat

La patrulla de vigilantes halló las huellas de un oso en una pista forestal

El valle de Chistau exige la retirada "urgente" de Goiat
El valle de Chistau exige la retirada "urgente" de Goiat
S.E.

GRAUS.- Los restos de dos cabras de un rebaño de Barbaruens han sido encontrados este miércoles junto a las huellas de un oso, probablemente, el temido Goiat. Así lo ha explicado el Gobierno de Aragón que apunta que el citado plantígrado podría ser el causante del ataque. El propio Goiat ya mató a una oveja y su cordero el pasado mes de octubre en esta misma población ribagorzana, perteneciente al municipio de Seira.

La patrulla de vigilantes halló los restos de las dos cabras muertas en las proximidades de una pista forestal en Barbaruens. Cerca de uno de los cadáveres, detallaron del Gobierno de Aragón, encontraron también unas huellas de oso de gran tamaño.

Por el estado de los restos, las mismas fuentes calcularon que las cabras deben llevar muertas unos dos días.

El alcalde de Seira, Daniel Larramona, detalló que las dos cabras víctimas del ataque pertenecen al rebaño de un ganadero de Seira. Aunque desde el Gobierno de Aragón comentaron que no llevaban identificación, Larramona confirmó que son de una de las ganaderías locales, que cuenta con una treintena de cabras en la zona. "No sabían de quién eran porque se las ha comido del todo. Llevaban una señal en la oreja, pero el oso solo ha dejado los cuernos y algo de piel", detalló el edil.

Las dos cabras atacadas se encontraban en la zona conocida como "Trigás", por encima de Barbaruens, a unos 4 ó 5 kilómetros del pueblo. "Está cerca de la pista que va a Plan desde Barbaruens", especificó Larramona, quien comentó que allí sigue el resto del rebaño.

Desde el Gobierno de Aragón recordaron que la zona donde han aparecido estas cabras coincide con la que ocupó Goiat algunas semanas del año pasado, y donde también provocó ataques. El gran tamaño de la huella también apunta hacia esa hipótesis.

El alcalde de Seira también recordó aquellos ataques y la presencia de Goliat en esta ruta. "Ya estuvo el otro día en Gistaín, es probable que sea él", comentó el alcalde.

También en el municipio de Seira, en concreto en Abi, otro oso, en este caso la osa Sarousse, atacó el pasado año varias colmenas.

Etiquetas