Ribagorza

RIBAGORZA - RECURSOS HÍDRICOS

Capella actúa de urgencia ante los problemas del agua de boca

La alcaldesa comparte la preocupación vecinal y asegura que informó de la presencia de amonio

Capella actúa de urgencia ante los problemas del agua de boca
Capella actúa de urgencia ante los problemas del agua de boca
D.A.

GRAUS.- La alcaldesa de Capella, Ángela Sarriera, entiende y comparte la preocupación por la presencia de amonio en el agua de boca de Capella, con la que se abasteció al núcleo de Laguarres, cuya nueva captación, anunció, estará lista en los próximos días y a quienes desde ayer se suministra desde Graus. La primera edil ribagorzana, sin embargo, desmiente categóricamente las acusaciones sobre la falta de información a los vecinos al detectarse el amonio. "Estoy muy dolida porque no es cierto que no se haya informado a los vecinos de Capella. El viernes a las ocho de la tarde cuando se conocieron los resultados del análisis oficial encargado de urgencia por el Ayuntamiento, se les informó a través de los grupos de whatsapp y, a quienes no estaban incluidos, se les llamó personalmente por teléfono", aseguró la alcaldesa, preocupada también por la fractura social que está generando este asunto.

El Ayuntamiento de Capella lleva dos meses trabajando intensamente en solucionar el problema del abastecimiento a Laguarres, surgido a mediados de marzo al detectar nitratos en el agua de boca. "Me preocupa y entiendo que estén preocupados por el suministro de agua, que es un derecho fundamental, y por eso no hemos parado desde el primer día", aseguró Sarriera, aludiendo a los trabajos iniciados inmediatamente después de detectar los elevados niveles de nitratos en el agua de Laguarres. Recordó que primero hubo que ver de dónde procedía el problema y, en cuanto se supo, empezar a trabajar de urgencia, por Decreto de Alcaldía en pleno estado de alarma, "porque nos parece un asunto prioritario", reiteró la alcaldesa.

Durante este tiempo, se ha llevado agua a Laguarres con cubas desde Capella hasta que surgió el amonio en los últimos análisis. Entonces, tras informar a los vecinos, se pasó a llevarla desde Pociello. Un fallo sobrevenido en el hidrante de Pociello ha hecho que, desde ayer, las cubas de agua lleguen a Laguarres desde Graus.

"Es cuestión de días que termine la obra en la captación de Laguarres", avanzó la alcaldesa, que ha tratado el asunto con celo y que, compartiendo la preocupación, teme que el problema del agua no solo genere una lícita inquietud sino que pueda crear una fractura social en Laguarres. "El miedo que tengo es el problema de convivencia porque la preocupación es normal, entiendo que la gente se queje, pero las cosas llevan su proceso, aunque lo hagamos todo de urgencia", concluyó la alcaldesa de Capella, abogando por la paciencia y el entendimiento mientras se sigue trabajando.

Etiquetas