Ribagorza

RIBAGORZA - EMPRENDIMIENTO

Marta Balaguer Aventín: "Una no puede remar sola, me gusta escuchar y ser empática"

Reconocida Mejor Directiva de Huesca por ADEA, destaca el valor del trabajo en equipo

Marta Balaguer Aventín: "Una no puede remar sola, me gusta escuchar y ser empática"
Marta Balaguer Aventín: "Una no puede remar sola, me gusta escuchar y ser empática"
E.F.

GRAUS.- La gerente de Embutidos Aventín, Marta Balaguer, dedicó a su padre, Ramón, el galardón de Directivo de Huesca de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón, ADEA. La joven, que dirige esta empresa grausina cuya facturación ronda los 5 millones anuales, resaltaba el factor humano de Aventín. "En cinco años, mi padre me hizo una líder. Él me fue preparando sin darme cuenta. Se murió y, al día siguiente, yo me puse en su sitio y supe hacer todo lo que tenía que hacer. Lo peor ha sido después, cuando los retos han cambiado y no sabes qué habría hecho él".

Marta Balaguer resaltó la valía de los otros dos finalistas en la categoría, ambos ribagorzanos o con orígenes en la comarca. "Yo veía que me venía grande. Cuando nos presentaron, escuchas los logros de los otros dos nominados, a los cuales conoces y ves que lo merecen, me sorprendió ser la elegida". Alude a Guayente Rivera, de Casa Chongastán y Jorge Pascual, socio fundador y director de PS-Prevensystem.

Una vez conocido el fallo, se mostró agradecida a los compañeros empresarios que la nominaron. "El premio es un reconocimiento y un estímulo porque este trabajo ahora mismo no es muy gratificante. Siempre hay problemas. Me veo sujetando un paraguas mientras cae el chaparrón y cuando ves que hay personas, como ha sido desde la asociación, que lo ven desde fuera y ven en ti algo diferente a los demás, piensas: "algo debo hacer bien", y es un chute de energía".

Compartió con el equipo de Aventín el galardón, clara apuesta por trabajar de forma conjunta, contando con todo el mundo. "Uno no puede remar solo. Para mí es muy importante la opinión de mi gente, de quien tengo alrededor, los trabajadores, la familia. Sin duda lo dediqué a mi padre. Como tenía que ser, después de tantos años con él y con todo lo que pasamos", recuerda.

La historia de Embutidos Aventín S.A. se remonta a la década de los sesenta con un único punto de venta en Graus. La empresa creció, ya de la mano de Ramón Balaguer y María Dolores Aventín, en los 80, y desde hace un lustro, se incorporó la tercera generación. "Los hermanos Joaquín y Basilio con sus mujeres abrieron una pequeña carnicería para vender menudos. Luego empezó el reparto a restaurantes. Después, la segunda generación, mi padre y mi madre, abrieron las dos tiendas y llevaron mucho más allá las rutas, tanto por el Pirineo como por todo el norte de España. Ahora estamos con mi madre", relata.

Su entrada como líder de la empresa, aunque fuera en circunstancias muy tristes, supuso savia nueva, pero además, la pandemia ha reforzado el cambio para Aventín. "O movíamos ficha o moríamos en el camino. Con una facturación anual de 5 millones de euros, la hostelería viene representando un 60 por ciento del total de la empresa que mantiene una plantilla de en torno a 39 personas, que se refuerza en Semana Santa y Navidad, por ejemplo. En marzo, nos vimos con mucho producto perecedero al que no se podía dar la salida. La hostelería no era el camino en ese momento, así que potenciamos el otro área de la empresa, la tienda virtual, que se puso en marcha hace 10 años pero que hasta ahora no había tenido tanto empuje. No estábamos acostumbrados a comprar alimentación "on line", sí otros productos, pero no comida. Con esa necesidad, por el miedo, llevamos el producto a su casa, conseguimos afianzar al cliente".

Marta Balaguer se refiere a los cambios en las preferencias de consumo. "Aparte del producto normal, vendemos mucho recuerdo. Gente que se va de Graus y necesita, ahora más que nunca, volver a su infancia a través de una torteta, una morcilla o una chireta. Estamos consiguiendo que los productos se introduzcan en el menú semanal de estos clientes. Desde marzo, hemos potenciado la tienda virtual y llegamos a Valencia, Andalucía, Cataluña o Madrid".

Esta nueva rama de negocio ha supuesto cambiar, sobre todo, el reparto. "Trabajábamos más con nuestros camiones y una agencia y ahora hemos tenido que abrir a tres agencias de transporte de frío con 24 horas. Buscábamos dar seguridad. Creo que la venta "on line" viene para quedarse, aunque el tema de los restaurantes se recuperará", asegura.

La juventud para Marta facilita la capacidad de reiventarse. Por su forma de ser, además, prima las aportaciones. "Para mí es importante que te aconsejen. Alguien que vea lo que yo no veo. Los trabajadores están con los clientes y algunos de ellos llevan 30 años con nosotros, así que hay que escucharles para saber qué quieren los clientes y por dónde hay que ir, pero también para conocer sus necesidades. Me gusta escuchar y ser empática".

Líder por obligación, cree que su padre la convirtió en el pilar de la empresa sin quererlo. "Con una empresa familiar, dos hijas, es complicado. Eso que mi pareja está también en la empresa y es un apoyo, así como mi madre. Hay que delegar, lo que no significa que quieras escaquearte".

En este sentido, agradeció "el equipo fuerte, y con un papel bien definido" que conformaron sus padres, mientras resalta el papel de María Dolores Aventín. "Mi padre ya me decía que escuchara a mi madre. Mi madre está al pie del cañón. Siempre ha preferido tener un papel secundario, mientras mi padre y yo siempre hemos sido más sociales, más implicados en las actividades del pueblo y de fuera. Se nos ha visto más, pero para que estuviésemos allí, la que estaba en la oficina era ella. Me apoya mucho", asegura.

De cara al futuro, apuesta por "tener los pies en el suelo". "Mejorar lo que tenemos pero, en este momento, sin grandes ideas de negocio", y alude para concluir a esa Asociación de Fabricantes de Longaniza de Gaus, que forma junto a Melsa y Maella. "Yo no tengo la experiencia que tienen ellos y, aunque somos muy diferentes, la unión nos hace avanzar y nos enriquece".

Etiquetas