Ribagorza

EMPRENDEDORAS

Dos nuevas puertas abiertas en Laspaúles en plena pandemia

#CONTRALADESPOBLACIÓN

El Rebost de Danielet con su viuda al frente.
El Rebost de Danielet con su viuda al frente.
Elena Fortuño

Una gran foto de infancia de Daniel Grau preside el Rebost de Danielet, a la par que explica este atractivo proyecto, gemelo del establecimiento contiguo, Siempreviva Laspaúles. Sus dos hijas, Núria y Laura, junto con su esposa, han cumplido el sueño de recuperar el dinamismo empresarial de la casa paterna, donde la abuela paterna ya regentaba un bar y una tienda de ultramarinos. Ambos locales, exclusivos en el fondo y la forma, completan la gestión de los apartamentos rurales impulsados por la familia.

“Mi padre es nacido en Laspaúles. En 2007, rehabilitamos la casa para hacer apartamentos rurales y quedaron dos bajos vacíos en los que, originariamente mi abuela tenía un bar y una tienda de ultramarinos de toda la vida. Mis padres, ya jubilados, volvieron a Laspaúles a gestionar los apartamentos pero, a raíz del fallecimiento de mi padre hace dos años, pensamos que el mejor homenaje que podíamos hacerle, era ponerlos en marcha con dos negocios enfocados a los que viven en Laspaúles y la comarca, pero también a quienes vienen de fuera”, explica Núria.

Siempreviva Laspaúles fue el primer local en abrir, en Año nuevo de este 2021. La tienda ofrece decoración, ropa, artículos de montaña, “un poco de todo” y se aprovecha de las sinergias con tiendas de Huesca, como es el caso de la Joyería Cuarzo o de Eva, de Carita Bonita. “Esto nos permite ofrecer diseños exclusivos que no se pueden encontrar en internet”. Entre ellos, destacan las joyas con el molde de la Siempreviva, un nombre que no es casual. “Es una planta de aquí, que crecía en los tejados de las casas y decían que atraía la bondad. Las tres nos veíamos representadas por esta planta, porque somos duras como ella”, asegura Núria.

La otra tienda, puesta en marcha a primeros de marzo, se llama El Rebost (despensa en patués) de Danielet. El establecimiento ofrece productos a granel, ecológicos, kilómetro 0 y gourmet. “Tenemos legumbres a granel, risotos y fideuas, infusiones y hierbas y mucha repostería”, detalla la propietaria, aludiendo de nuevo a la colaboración con otros negocios de reconocido prestigio. “Hacemos intercambios con tiendas de Huesca como la Panadería Santolaria, la Pastelería Loa, Puyet o las mermeladas de Piedrafita”.

Aunque la promoción en redes sociales, Facebook e Instagram, es intensa, no tienen tienda ‘on line’. “Hemos conseguido atraer a gente del entorno, de Benasque, Sesué, Castejón de Sos, Gabás, ahora de Aragón y esperamos que abran las regiones para recibir a más gente, pero con las limitaciones que hay, nos podemos dar por muy satisfechas”, dicen.

La previsión era abrir solo viernes tarde, fines de semana y festivos, pero su madre está ampliando el horario. “A mi madre le ha dado mucha vida y abre todos los días”, comentan orgullosas de esta apuesta por el entorno rural y de Laspaúles que parte de una motivación sentimental, pero con mucha visión empresarial.

Etiquetas