Ribagorza

MEDIO AMBIENTE

Graus inicia una campaña para controlar la población de palomas y tórtolas

El Ayuntamiento ha realizado un censo en el que identifica en torno a 3.000 ejemplares

Palomas en tejados del casco urbano de Graus.
Palomas en tejados del casco urbano de Graus.
Elena Fortuño

El Ayuntamiento de Graus ha puesto en marcha una campaña para controlar la población de palomas y tórtolas que se prolongará durante un año. El estudio previo ha permitido identificar un censo que ronda los 3.000 ejemplares -casi uno por habitante-, además de evidenciar los daños y molestias que ocasionan en espacios públicos e inmuebles.

“Es un problema recurrente, en el que se ha intervenido anteriormente”, recordó el concejal de Desarrollo y Medio Ambiente y teniente de alcalde, Roque Vicente. “Se trata de controlar la población de palomas y tórtolas porque, desde el Ayuntamiento, interpretamos que tenemos una plaga. Hay abundancia de palomas y ocasionan daños y molestias”.

Respecto a los daños, aludió a los desperfectos en cubiertas, tejados y balcones, mientras que la principal molestia es la suciedad en calles y mobiliario urbano. “Después de un estudio previo y tomar la decisión de intervenir, hemos contratado una empresa especializada en la gestión de estas plagas ‘Cigüeñas stop’”, matizó.

El estudio previo ha permitido identificar el censo y el movimiento de las palomas. “En el municipio, se ha estimado que hay 3.000 palomas, casi una por habitante”, precisó Roque, ya que la población grausina no supera los 3.500 vecinos. El estudio citado ha permitido también localizar “los dormideros”, es decir, qué lugares están siendo ocupados. 

“Una vez identificado todo esto, la propuesta que nos hacen es crear distintas zonas de cebado, en los exteriores del casco urbano, para establecer las medidas oportunas para su captura”, señaló. La campaña supondrá la instalación de jaulas, que hacen las veces de trampas. “Estas capturas luego son gestionados de manera adecuada, ya que se trata de gestores de animales con las autorizaciones oportunas y, si bien algunos serán eliminados, otros se usarán para los cetreros”, explicó.

Además de las capturas nocturnas con las trampas, habrá otras con redes lanzadera. Vicente invitó a la gente a colaborar en la campaña. “Si los vecinos identifican lugares donde las palomas van a comer o dormir, que lo comuniquen en el Ayuntamiento para que la empresa analice si hay que tomar alguna medida”, dijo.

Ante el incremento de perros, el Consistorio ha lanzado otra campaña para recordar las normas de convivencia en la ordenanza municipal de control y tenencia de animales de 2016.

Etiquetas