Ribagorza

RIBAGORZA/CARRETERAS

Reabre al tráfico el tramo de la N-260 entre Seira y El Run

Ha estado cerrado desde principios de abril para actuar en un desprendimiento ocurrido el pasado febrero

Desde esta tarde los vehículos procedentes y con destino Seira transitan con normalidad por el Congosto de Ventamillo.
Desde esta tarde los vehículos procedentes y con destino Seira transitan con normalidad por el Congosto de Ventamillo.
E.F.

Elena Fortuño

La reapertura al tráfico este viernes del tramo de la N-260 entre Seira y El Run, cerrado desde principios de abril para actuar en un desprendimiento ocurrido el pasado mes de febrero en el Congosto de Ventamillo, ha sido acogida con satisfacción, sobre todo entre los vecinos de Seira, que recuperan su salida hacia el norte, pero en general en el Valle de Benasque, ya que se trata de un paso "indispensable". El tramo anterior de este eje pirenaico, entre Campo y Seira, sigue cortado por las obras de acondicionamiento en marcha, hasta finales de este mes de junio.

Los vehículos procedentes y con destino Seira transitan con normalidad por el Congosto de Ventamillo, desde la reapertura a las 17 horas. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha restablecido, como estaba previsto la circulación una vez se han finalizado en este tramo los trabajos para asegurar la estabilización del talud afectado por el desprendimiento.

Hasta la apertura de este viernes, Seira estaba aislada tanto hacia el norte -donde se daba paso en determinadas franjas horarias- como hacia el sur, sin posibilidad de paso, por lo que su alcalde, Daniel Larramona, incidió en la satisfacción de la población por el final de este cierre que se prolongaba desde el 6 de abril. "Ahora falta que abran para abajo, hacia Campo, esperemos que la semana que viene y si no, la siguiente", dijo, recogiendo las previsiones del Mitma. Dentro de la obra prevista entre Campo y Seira, se incluye también la mejora del paso por la población. "La travesía no se ha empezado aún, pero ya está todo previsto", ha delantado Larramona.

La reapertura al tráfico de la N-260 entre Seira y El Run no supone recuperar el acceso natural al valle, al que todavía debe accederse por el Isábena (A-1605) o por el Noguera Ribagorzana (N-230), como ha recordado el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria. "Ahora tenemos una parte, que es indispensable para llegar a Benasque cuando abran el resto antes de final de mes. Se han hecho mejoras importantes en el Congosto, de urgencia, pero vamos a seguir reivindicando el Túnel del Ventamillo", ha avanzado.  

Etiquetas