Ribagorza

RIBAGORZA - DESPOBLACIÓN

La ilusión ya marca la rehabilitación del núcleo deshabitado de Bolturina

Unos 20 voluntarios realizaron las tareas de limpieza y recuperación de la iglesia parroquial y la fuente del pueblo

Voluntarios en la recuperación de la iglesia de Bolturina.
Voluntarios en la recuperación de la iglesia de Bolturina.
E.F.

Bajo el lema “Tras más de 40 años de silencio, Bolturina renace”, la Asociación “Amigos de Bolturina” ha comenzado este mes la primera de las actividades que lleven a “renacer” los restos de un pueblo desaparecido de la comarca de Ribagorza.

La primera gran acción para hacer “renacer” a Bolturina se desarrolló el sábado 12 de junio y congregó a 20 voluntarios y miembros de esta organización que, con la ayuda del concejo de Secastilla -entre quienes estaba su alcalde, Ángel Vidal-, llevaron a cabo tareas de limpieza y acondicionamiento de la iglesia de Santa Ana, así como la fuente del pueblo. Las labores se desarrollaron a lo largo de la mañana y finalizaron con una comida de hermandad en la cual se trazaron las nuevas acciones a realizar en los próximos meses.

Bolturina o Bulturina en aragonés ribagorzano, es una localidad deshabitada que pertenece al municipio de Secastilla, en la comarca de Ribagorza. Se encuentra a 656 metros de altitud sobre el nivel del mar y tiene el acceso por la carretera que conduce desde la Puebla de Castro, pasando por Ubiergo, hasta el Santuario de Torreciudad.

El proceso migratorio, entre otros motivos, llevó a la despoblación del municipio a mediados de la década de los 70. Desde entonces, el deterioro y derribo de las casas del pueblo han dejado la zona maltrecha e inhóspita. Actualmente sólo se conservan como puntos de interés la iglesia parroquial de Santa Ana, del siglo XVI, en avanzado estado de ruinas; el cementerio, anexo a la iglesia, lleno de piedras desprendidas de la iglesia y con abundante maleza; y la fuente que abastecía al pueblo, prácticamente cubierta de matorrales y tímidamente húmeda. 

Etiquetas