Ribagorza

RIBAGORZA - SOLIDARIDAD

Camisetas solidarias en Campo para ayudar a familias del pueblo saharaui

El proyecto Sahara Colour Rice busca alternativas tras tener que dejar de celebrar un festival con el que ha recaudado fondos durante once años

Estos días se venden camisetas solidarias en Campo.
Estos días se venden camisetas solidarias en Campo.
Á.H.

El proyecto Sahara Colour Rice se inició en Campo como una iniciativa solidaria a través de un festival que se celebró hasta el año 2019 en la localidad ribagorzana, con el objetivo de recaudar recursos y material para ayudar a las familias del pueblo saharaui. La pandemia condicionó las dos últimas ediciones y la jornada de convivencia anual con niños saharauis acogidos por familias altoaragonesas durante el verano.

En todo caso, la pandemia no ha paralizado la iniciativa con venta de camisetas solidarias y otras acciones en Campo, donde la asociación organizadora, sin ánimo de lucro, tiene intención de reanudar el festival en 2022 si la situación lo permite. Sergio Sesé, portavoz del grupo, y varios voluntarios venden camisetas estos días para recaudar recursos que canalizan a través de la Asociación Alouda, amigos del pueblo saharaui en el Alto Aragón.

Gracias al festival se llevó a cabo una vacunación de ganado.
Gracias al festival se llevó a cabo una vacunación de ganado.
Á.H.

Sergio informa de que “el proyecto veterinario realizado por segundo año consecutivo ha permitido la campaña de saneamiento del ganado de la wilaya de Dajla. Más de 4.000 animales vacunados pertenecientes a unas 300 familias beneficiadas por este proyecto. La actuación del equipo veterinario saharaui ha sido magnífica y en la última entrega realizada por el Ministerio de Cooperación Saharaui, había ropa de trabajo, instrumental quirúrgico para realizar la vacunación que ha sido posible gracias a la donación del Sahara Colour and Rice Festival que se celebra en Campo”.

La iniciativa se celebra desde hace once años y “como no ha sido posible organizar el festival tuvimos la idea de hacer camisetas solidarias para la venta y aportamos ayuda para mitigar la situación. Hasta ahora, los vecinos de Campo, también el Ayuntamiento, han sido solidarios desde que se puso en marcha esta iniciativa”.

En estos momentos, “el festival no se organiza por responsabilidad social para evitarnos problemas, pero mitigamos con venta de camisetas durante estos días en Campo para que la gente colabore en la medida de sus posibilidades. Hasta ahora, las once ediciones del festival fueron viables por el apoyo solidario de grupos musicales, voluntarios y muchas personas. La respuesta de Campo ha sido muy buena siempre, de otra manera no sería posible”, explica Sesé.

En los primeros años “se enviaron muchos kilos de arroz y pinturas para los niños y niñas de campamentos saharauis. En cambio durante los últimos colaboramos con el proyecto mediante el envío de recursos recaudados en diferentes acciones. Los envíos tienen justificantes de entrega. Si todo va bien, no descartamos que el año próximo vengan niños y niñas de acogida para disfrutar de una convivencia anual”.

En cuanto a la respuesta a la venta de camisetas solidarias, señala que “es buena y confiamos en agotar las 220 a 10 euros gracias a la colaboración de gente joven del pueblo. Teníamos claro que era la fórmula de sacar recursos este verano”. 

Etiquetas