Ribagorza

RIBAGORZA / PATRIMONIO

Reclaman salvar la portada de la iglesia de Castarlenas

Centenares de personas firman un manifiesto ante el deteriorado estado del templo

Portada de la iglesia de Castarlenas
Portada de la iglesia de Castarlenas
E.F.

Centenares de ribagorzanos han firmado en unos pocos días un manifiesto “exigiendo” una intervención urgente que permita salvar la portada renacentista de la iglesia del despoblado de Castarlenas, en el municipio de Graus. El templo, que permanece milagrosamente en pie en medio de una población que es solo un montón de escombros, se incluyó hace varios años en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, sin que haya habido ningún tipo de respuesta institucional. Hoy la salvación de la iglesia en incesante deterioro parece imposible, por lo que este manifiesto popular pide extraer la espléndida portada plateresca para evitar perderla.

El historiador Francisco Martí Fornés es uno de los impulsores de esta iniciativa popular que está contando con un amplio respaldo. “En solo unos días llevamos más de 500 firmas y varios millares han mostrado su apoyo en las redes sociales”, explicó. En paralelo a la obtención de estos apoyos ciudadanos, se van a dirigir a los responsables de Patrimonio del Gobierno de Aragón, de la Diputación de Huesca, de la Comarca de la Ribagorza y del Ayuntamiento de Graus, avanzó Fornés, quien detalló los pasos.

“La titularidad es del Obispado que no va a restaurar una iglesia en lugar donde no hay fieles y no los habrá más, así que creo que no tendrá problema en cederla a quien se implique en el tema de forma altruista y gratuita. Después -prosiguió- se deberá certificar técnicamente cómo se puede hacer la extracción. Es un trabajo de pala, de limpieza y desescombro. Simplemente hay que desmontarla y volverla a montar. El problema es sacarla de donde está y trasladarla”, explicó sin apuntar dónde. “Es precipitado hablar del destino”, dijo.

El manifiesto busca “el compromiso ciudadano y la voluntad política de actuar” que permita salvar esta portada que es, posiblemente, el mejor ejemplo de ornamentación escultórica renacentista que se conserva en Ribagorza y que aún puede ser preservada de una destrucción irreversible e inminente. De estilo plateresco, estaba protegida por un pórtico hoy desaparecido. Toda la decoración está repleta de símbolos de difícil interpretación, especialmente en las jambas, donde aparecen personajes benévolos sobre otros malignos. Hay gran profusión de jarros y decoración floral y hasta un personaje femenino desnudo. En la iglesia parroquial de Torres del Obispo se guarda una imagen de San Pedro en una hornacina procedente de aquí y que, probablemente, coronaba la portada.

Etiquetas