Ribagorza

vandalismo

Ya están limpias las pintadas en el ábside del Monasterio de Obarra

De autores desconocidos, fueron encontradas en diciembre del año pasado e inmediatamente denunciadas

Muro del Monasterio de Obarra en el que se realizó la pintada
Muro del Monasterio de Obarra en el que se realizó la pintada
Á.H.

Los muros del ábside del monasterio de Obarra ha recuperado su aspecto original tras las acciones de limpieza que ha realizado una de las restauradoras del Museo Diocesano que finalizaron en fecha reciente. 

Las pintadas descubiertas por el alguacil de Beranuy el 11 de diciembre de 2020 se realizaron por autor o autores desconocidos y los hechos se denunciaron enseguida ante las autoridades competentes para depurar responsabilidades por el que se consideró “un acto irracional de atentado contra el arte románico”.

El monasterio de Santa María de Obarra es Bien de Interés Cultural (BIC) se construyó entre los siglos XI y XII, es Monumento Nacional desde el año 1931 y destaca entre las muestras excelentes en la Ruta del Arte Románico en la Diócesis Barbastro-Monzón. 

En agosto ha sido uno de los lugares más frecuentados en las visitas guiadas organizadas desde el Museo Diocesano.

Meses después, de las lamentables pintadas, en los muros del monasterio no queda ningún rastro gracias a las pacientes tareas de limpieza realizadas con sumo cuidado para no dañar las piedras del monasterio que fue el principal núcleo religioso del antiguo condado de Ribagorza. 

En la historia del monasterio de Obarra fue la primera vez que se cometió un atentado al arte de estas características desde que se restauró el conjunto arquitectónico que estaba en ruinas a finales del siglo XIX.

Al mismo tiempo, se han eliminado las pintadas en sillares de piedra arenisca en la catedral de Barbastro realizadas en junio por parte de autores desconocidos. 

En la historia reciente tampoco se tenía constancia de “grafitti urbano” en los muros del edificio que tiene consideración Bien de Interés Cultural (BIC) construido entre 1517-1533 aunque la consagración de la primitiva iglesia data del año 1101 por el primer obispo de la Diócesis de Barbastro y por tanto, las pintadas coincidieron con el 920 aniversario.

Etiquetas