Ribagorza

RIBAGORZA / GRAUS 

Graus presenta a sus repatanes y homenajea a los sanitarios

La coordinadora del Centro de Salud realizó el “saludo” de los actos de “Septiembre sin tradición pero con emoción”

Repatanes y repatanas durante su presentación, en presencia de Betorz y Cavero
Repatanes y repatanas durante su presentación, en presencia de Betorz y Cavero
E.F.

Los actos de “Septiembre sin tradición, pero con emoción” programados en Graus para estos días, se presentaron el pasado sábado por la noche dando a conocer a los repatanes por los distintos barrios y con el “saludo” de la coordinadora del Centro de Salud de Graus, Ana Cavero. En ella, acompañada por muchos de sus compañeros en este acto amenizado por el grupo Durme, se personalizó “el homenaje” del Ayuntamiento a los sanitarios, en primera línea desde el inicio de la pandemia. Una crisis que vive en Graus un momento difícil por la situación en la residencia de mayores, confesó la alcaldesa, Gemma Betorz, quien pidió “prudencia y responsabilidad” en estos días de septiembre.

Julia Sistac y David Jover (Barrichós), Carolina Buetas y Javier Codoñer (San Lorenzo), María Lacambra y Santiago Lleida (San Agustín), Ana Miranda y Ramón Tolosa (San Joaquín y Santa Ana), Marta Jovellaar y Mario Ciutad (Santo Domingo), Anaïs Solanilla y Samuel Colomina (La Nora) y Alba Prado y Daniel Girón (Coscolla-Manzanares) son los repatanes de los barrios de Graus en estos días en que se homenajea a los patronos, el Santo Cristo y San Vicente Ferrer, pero no se festejan.

En el acto de apertura, el reconocimiento fue para los sanitarios, personificados en Ana Cavero, quien comenzó aludiendo a su vinculación “personal y laboral” con Graus y dando unas pinceladas de la historia, el patrimonio, las tradiciones y la gastronomía de la villa, antes de adentrarse en el relato de la reacción sanitaria a la crisis. “Cambió nuestras costumbres y nuestra manera de trabajar, creando un clima de incertidumbre, con dudas individuales y colectivas”, dijo detallando la adaptación de servicios y espacios sanitarios y las carencias variables en estas cinco olas.

En lo humano, habló de “la difícil decisión” de cerrar negocios, recordó a quienes se han ido y se disculpó “si no hemos estado a la altura de las circunstancias” antes de terminar con un agradecimiento amplio que abarcó a compañeros, instituciones, servicios y, en especial, pacientes.

“La pandemia ha engullido las fiestas”, dijo la alcaldesa antes de pedir “prudencia y responsabilidad” para estar todos cuando regresen los festejos, unas fiestas que este año debían conmemorar el 30 aniversario del hermanamiento con Tournefeuille, fiel a la cita festiva de Graus que, por contra, este año vive un momento difícil. “Lo estamos pasando mal en la residencia. Confiamos en que, con las vacunas, todo quede en susto”, deseó, agradeciendo el trabajo al personal de la residencia y los sanitarios. 

Etiquetas