Ribagorza

COMUNICACIONES

El PP de Benasque denuncia los retrasos en el tramo Campo-Seira, en la N-260

El portavoz 'popular' en el valle de Benasque, Manuel Mora, lamenta que los PGE demorarían las obras hasta el 2024

Obras en el Congosto de Ventamillo, por un desprendimiento en Campo el pasado mes de mayo.
Obras en el Congosto de Ventamillo, por un desprendimiento en Campo el pasado mes de mayo.
Pablo Segura

El PP de Benasque ha denunciado los retrasos que, a tenor del borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), sufrirá la obra de mejora del tramo Campo-Seira de la N-260 que se demoraría hasta 2024. El portavoz "popular" en Benasque, Manuel Mora, ha aludido también a los problemas "endémicos" en los accesos carreteros al Valle de Benasque y a "la tardía respuesta de las administraciones".

"Las cuentas presentadas por el Gobierno de Sánchez implican que la apertura, que tendría que producirse en lo que resta de 2021 se aplaza, cuando menos, a 2024. Cada retraso es una ocasión perdida y el valle de Benasque necesita más que nunca un impulso en las comunicaciones”, ha considerado ciñéndose a las cifras y las previsiones, si bien en la última reunión con los representantes políticos y sociales del territorio ya se habló del 2023 como fecha de finalización. "La consignación presupuestaria del 2024 es de 5 millones de euros, lo que significa que ese año se seguirá trabajando en la obra".

Respecto al Congosto de Ventamillo, contiguo pero segregado del citado tramo Campo-Seira de la N-260 y donde se actúa de urgencia por los desprendimientos del pasado febrero, lamentó que no se inicien los trámites para el demandado túnel. "Se tendría que estar realizando ya un estudio del trazado para realizar la Evaluación de Impacto Ambiental y poder redactar el proyecto. Para empezar la obra del túnel en 4 ó 5 años se tendría que estar trabajando ya".

El portavoz "popular" en Benasque ha pedido "el máximo interés" para agilizar las obras y "minimizar" las afecciones para el valle de Benasque por el cierre de la carretera, mientras lamentó las deficiencias en una de las más ansiadas alternativas, la carretera de Espés, recientemente acondicionada por la Diputación de Huesca. "No hay ni quitamiedos ni cunetas y aún hay señalización de prohibido el paso, cuando en teoría lleva abierta una semana", denunció preocupado por el mantenimiento invernal, sobre todo, si no se subsanan estas deficiencias en materia de seguridad.

Etiquetas