Ribagorza

CARRETERAS

La obra de la N-260 entre Campo y Seira está realizada “casi la mitad”

Las actuaciones en los dos nuevos túneles se encuentran muy adelantadas

Uno de los nuevos túneles en el tramo en obras de la N-260.
Uno de los nuevos túneles en el tramo en obras de la N-260.
Mitma

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) reabre puntualmente, durante este fin de semana y el próximo, el tramo en obras de la N-260 comprendido entre Campo y Seira y cerrado desde abril. Se trata de aperturas provisionales, antes la apertura estival definitiva del próximo día 23 de junio, como recordó el ingeniero jefe de la demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga, que avanzó que quienes transiten por la vía, abierta desde hoy a las 14 horas hasta las 24 horas del domingo 12 de junio -y en el mismo horario el próximo fin de semana-, encontrará casi la mitad de la obra hecha. “Los usuarios verán que falta obra, pero que se ha hecho bastante trabajo”, dijo, mientras resaltó que, a diferencia del pasado verano, “será todo bidireccional”, salvo en un punto concreto.

Aun así, tanto los dos fines de semana previos y tras la reapertura del 23 de junio, la carretera sigue en obras, recalcó López Guarga, insistiendo en que hay que circular a 40 kilómetros hora y con precaución. Respecto a los dos nuevos túneles previstos en la actuación, de 568 y 280 metros de longitud, Guarga avanzó que están muy adelantados. “No se verán desde la carretera, están en variante. Están excavados, pero falta la impermeabilización, el drenaje, el revestimiento e instalaciones. Lo que se verá son las bocas en un sentido y otro”.

Más adelantada está la ampliación de la plataforma, que pasa de los 5,5 metros hasta los 8 metros de anchura. “En el tramo entre túneles, hay una zona de unos 600 metros que se han puesto voladizos de ensanche. En ese tramo estarán todavía sin asfaltar pero estarán asfaltados para el 23, que será la apertura definitiva. En el tramo de Seira que pusimos los voladizos en el periodo anterior, sí verán que ya están asfaltados”, detalló el ingeniero López Guarga. También destacó, cerca de Campo, el desmonte en la presa de Argoné, “prácticamente terminado, donde hay mucho movimiento de tierras. Verán que hay muchos muros de escollera”. Agradeciendo la paciencia de vecinos y empresarios, “que ahora sufren la obra y esperemos que pronto la disfruten” -la previsión de finalización es a finales de 2023-, explicó que se ha escuchado al territorio para evitar los desvíos alternativos sucesivos del pasado verano. “Será todo bidireccional, salvo un tramo corto donde estamos haciendo un muro”, situado tras el primer túnel viniendo de Campo y pasada la zona de los voladizos, precisó.

Etiquetas