Ribagorza

TRADICIONES

Sant Medardo dice adiós con la clásica “Baixada de carricotxes”

Una decena de vehículos y 130 personas participaron en esta actividad

Participantes, con atuendo de Toy Story, ayer en la Baixada de Carricotxes de Benabarre.
Participantes, con atuendo de Toy Story, ayer en la Baixada de Carricotxes de Benabarre.
Elena Fortuño

La tradicional “Baixada de Carricotxes” regresó ayer a Benabarre, tras la pandemia, con energías renovadas y más participación que en sus últimas ediciones. Una decena de “carricotxes” participaron en la trigésimo novena edición de este evento, que despide estas intensas Fiestas de Sant Medardo.

Un total de 9 vehículos y 130 participantes fueron los protagonistas de la “Baixada de Carricotxes” de Benabarre en el último día de sus fiestas patronales.

Los “carricotxes” son unos variopintos vehículos sin motor en los que los benabarrenses despliegan toda su creatividad en las semanas previas a la fiestas. Son de fabricación casera y se elaboran sobre un chasis de automóvil con ruedas al que se incorpora un sistema de frenos. Sin embargo, más allá de sus particulares técnicas, lo más importante es, sin duda, la elaboración posterior y la decoración alusiva.

En paralelo a la temática de los vehículos, destacaron, como siempre, los atuendos de los ocupantes, siempre alusivos y bastante elaborados. El descenso, de unos ocho kilómetros desde el Coll de Laguarres y amenizado por la Charanga El Pincho, se completó en algo más de dos horas hasta llegar a Benabarre, donde les esperaban los vecinos.

Durante el trayecto, como es habitual, se fueron realizando paradas para reponer fuerzas en puntos estratégicos del trazado. Los mejores “carricotxes”, decididos por los votos del resto de participantes y de un jurado designado a tal efecto, recibieron premios en metálico de hasta 300 euros.

Etiquetas