Ribagorza

PATRIMONIO

La ermita de Nuestra Señora de Gracia de El Run es declarada BIC  

El tempo, ubicado en Castejón de Sos, constituye un ejemplo de las iglesias pirenaicas pertenecientes al románico lombardo 

La ermita de Nuestra Señora de Gracia de El Run podría ser considerado BIC en la categoría de Monumento.
La ermita de Nuestra Señora de Gracia de El Run podría ser considerado BIC en la categoría de Monumento.
E. F.

El Consejo de Gobierno del Ejecutivo autonómico ha aprobado en su reunión de este miércoles el decreto por el cual se declara Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de monumento, la ermita de Nuestra Señora de Gracia de El Run, en el término municipal de Castejón de Sos (Huesca). Se trata de una ermita que perteneció al abadiado de San Victorián, a través del priorato de San Pedro de Tabernas, hasta la trasferencia del abadiado a la sede de Barbastro a finales del XIX.

De reducidas dimensiones, la primera fase constructiva –la nave antigua, ábside y torre– constituye un ejemplar sobresaliente de las iglesias pirenaicas pertenecientes al románico lombardo, emparentada con otros templos de la Comarca de la Ribagorza, de la vertiente francesa y, especialmente, en el caso de la torre, con las del valle de Bohí. Consecuentemente, y por el dato de su consagración, las primeras fases pueden proceder de finales del s. XI, aunque se aprecian otras de épocas posteriores, como es el caso de los arcos apuntados que refuerzan la bóveda de medio cañón de la nave. Destaca del exterior la decoración lombarda, consistente en sucesiones de arquillos ciegos coronando los muros de sillar, incluyendo los del ábside, donde también encontramos dos lesenas que descansan sobre un zócalo alto.

También merece especial mención la pequeña torre, de un solo cuerpo, solo accesible desde el exterior a través de los faldones que cubren la nave. Mantiene por igual en sus cuatro orientaciones elementos decorativos propios del estilo lombardo, como arcos ciegos, ventanas geminadas con mainel o alero en bisel sobre hilada de esquinillas. Como en el resto de los paramentos del bien, mantiene restos de encalados.

Además, la ermita tiene una pila de agua bendita de tosca –piedra abundante en el resto de los elementos de cantería más trabajados del edificio–. La imagen de la Virgen que se venera actualmente en esta ermita es una pequeña escultura de escayola policromada de factura reciente.

Etiquetas