Ribagorza

agroalimentación

Convenio entre productores y hosteleros para realizar acciones divulgativas sobre la trufa

La Confederación de Empresarios CEHTA y el Grupo de Cooperación Trufa Negra D’Aragón han firmado el acuerdo

Un momento de la firma del convenio.
Un momento de la firma del convenio.
E. F.

A menos de una semana del arranque de la temporada trufera en Aragón, la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (CEHTA) y el Grupo de Cooperación Trufa Negra D’Aragón, han firmado un acuerdo de colaboración en el que ambas organizaciones se comprometen a llevar a cabo acciones conjuntas.

El acuerdo, suscrito en Asociación Profesional de Empresarios de Hoteles y Restaurantes de Zaragoza el pasado jueves, incluye entre los compromisos más relevantes de dicha unión colaborativa difundir entre los asociados de CEHTA información sobre el cultivo y recolección de trufa.

Paralelamente, prevén organizar charlas, simposios, conferencias y otros actos destinados a divulgar los avances científicos y técnicos relacionados con la truficultura. Más concretamente la organización de varios cursos de formación entre los asociados de CEHTA que serán ofrecidos por los investigadores del Grupo de Cooperación.

Se contempla también en el acuerdo crear de un “punto o lugar de control” donde se pueda evaluar la trufa que adquieran los cocineros, en caso de que tengan duda de la calidad o la especie adquirida, y gratuitamente, darles ese servicio de identificación y análisis sensorial.

De forma conjunta, se organizarán tres viajes a lo largo de la temporada de la trufa negra de invierno (de noviembre 2022 a marzo 2023) a cada una de las tres zonas productoras que conforman el Grupo de Cooperación Trufa Negra D'Aragón. Asimismo, se difundirán los valores gastronómicos y culturales de la trufa, se establecerán buenas prácticas de comercialización y utilización de la trufa y se promoverá la trufa negra a través de jornadas gastronómicas.

El acuerdo garantiza la protección al consumidor para que todas las trufas comercializadas cumplan con unos requisitos de calidad sensorial que requiere un producto gastronómico de este tipo, además, de prevenir de toxiinfecciones alimentarias. Esto se apoyará con la creación de una garantía e imagen de marca, en virtud a la que las trufas estandarizadas y procedentes de Aragón siempre tendrán una calidad superior y un valor mayor, siendo más competitivas en un mercado cada vez más agresivo. Se trazará el producto del campo a la mesa, algo necesario para garantizar la calidad al cliente final que ha adquirido las trufas por su procedencia.

La reunión en la que se suscribió el convenio, contó con la presencia de Marisa Esteban, de la Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel; David Royo, de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Jesús López, de Truficultores Asociados de la Comarca de Zaragoza (TRUZARFA), Fernando Martín, Presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón y José Mª Lasheras, Presidente de Horeca Restaurantes Zaragoza.

Etiquetas