Ribagorza

TEMPORAL

El temporal, que este miércoles traerá más frío, mejora las áreas esquiables

Se reanuda el tráfico ferroviario Jaca-Canfranc tras suspenderse tres trenes

temporal invierno nieves benasque ribagorza estaciones esquí

El temporal de nieve y frío que entró el lunes en la provincia se mantuvo este martes, sobre todo en la madrugada, cuando volvieron a registrarse más nevadas, pero durante la jornada hubo menos complicaciones que el día anterior en las carreteras. Tras dejar un inmenso manto blanco en la mitad norte, se mantiene para hoy miércoles el aviso amarillo de nevadas en el Pirineo (con acumulaciones de hasta 20 centímetros) y en el centro (4 centímetros) y de temperaturas mínimas de -6 grados, que pueden alcanzar los -10 en cotas altas.

Durante la jornada aún se precisaron neumáticos de nieve o cadenas para transitar por varios tramos carreteros del norte, pero se tendió a la normalidad. Prueba de ello fue el transporte escolar, que tuvo muchos menos problemas. Desde el Gobierno aragonés explicaron que los vehículos no pudieron acceder a Bergua ni a Buisán, en la comarca del Sobrarbe, debido a cortes en la carretera por caída de árboles. En La Hoya no fue posible el acceso a La Peña por un camión cruzado en la carretera que iba a Triste. En total, se vieron afectados unos 10 alumnos. El resto de las rutas escolares de la provincia discurrieron con normalidad, a excepción de algunos retrasos por las dificultades del tráfico, especialmente en la comarca del Alto Gállego.

Nieve en Benasque este martes.
Nieve en Benasque este martes.
E. F.

La nieve caída el lunes sobre las vías hizo que tres trenes entre Jaca y Canfranc (dos en la tarde del lunes y otro en la mañana de ayer) se sustituyeran por microbuses. Desde Renfe señalaron que fueron 10 los viajeros afectados. El tren Zaragoza-Canfranc de ayer con salida a las 8:55 ya pudo circular.

En la Jacetania, se pudo transitar con normalidad por la mayoría de carreteras, con la excepción de algunos puntos, como el entorno de Hecho y el tramo que une Jaca con La Peña.

Candanchú y Astún recibieron 80 centímetros a partir de la cota 2.000 y 55 centímetros en la parte baja. Ambas estaciones trabajan para ampliar el dominio esquiable de cara al fin de semana y confían en abrir sectores que permanecían cerrados a la espera de nevadas contundentes.

El centro A Lurte, de Canfranc Estación, eleva el riesgo de avalanchas a nivel 4 (en la escala de 1 al 5), para este miércoles, aconsejando “dar un paso atrás en nuestras actividades” en la naturaleza, ya que “a los problemas de aludes que se van generalizando, se suman otros derivados de la meteorología, como son la ventisca y la mala visibilidad”.

En Jaca, la reducción del manto de nieve en calzadas y aceras disminuyó el riesgo para los peatones. En la entrada al Hogar de Mayores se cortó uno de los accesos por precaución.

La nevada de este lunes ha motivado el cierre de la carretera de acceso al balneario de Panticosa. El director de este complejo hotelero, Jesús María González, comentaba ayer que está en contacto con la Dirección General de Carreteras, y según la última información de que dispone, el viernes se podrían realizar voladuras de nieve, pero se desconoce cuándo se podrá abrir la vía, “todo dependerá de la situación de cada día”. Este complejo hotelero se desalojaba el lunes.

Por otra parte, el temporal de nieve, que ayer dio una tregua, ha dejado ramas caídas de los árboles en varias zonas de Sabiñánigo y de la comarca. La nieve ha dejado buenos espesores en Aramón Formigal-Panticosa que ha ampliado considerablemente su dominio esquiable. En el balneario se acumulan unos 70 centímetros, en el refugio de Bachimaña hasta 135, siendo 55 de nieve reciente. En este refugio ayer se registraron mínimas de 9º y máximas de -2.

Las precipitaciones de nieve continuaron durante la noche del lunes al martes en cotas altas de Ribagorza, donde la nieve permanece en localidades como Benasque y lo más destacado es la mejora en las estaciones de esquí.

En Aramón Cerler, se alcanza ya un dominio esquiable de 34 kilómetros esquiables y los espesores han aumentado hasta los 70 centímetros. El viento condicionó la apertura de algunas pistas y el acceso rodado solo presentó dificultades para llegar al Ampriu.

En Llanos del Hospital, donde era obligatorio por la mañana utilizar cadenas para transitar por la A-139, las condiciones han mejorado mucho con estas últimas precipitaciones que han permitido ampliar el dominio, de momento, hasta los 8,5 kilómetros, recuperando el circuito del Plan del Hospital, con un kilómetro y medio, que se suma al Plan de Están, que ofrece 7 kilómetros. Tras los 30 centímetros recibidos hasta primera hora de la mañana de ayer martes, los espesores de nieve, calidad polvo, oscilan en Llanos del Hospital entre los 30 y los 60 centímetros.

Esquiadores este martes en la estación de Candanchú.
Esquiadores este martes en la estación de Candanchú.
S.E.

Reunión en la Subdelegación

La Subdelegación del Gobierno en Huesca celebró ayer una reunión para hacer balance y coordinar las actuaciones en materia de circulación y seguridad vial ante las borrascas Fien y Gerard, con la asistencia de la subdelegada, Silvia Salazar, y representantes de Protección Civil del Gobierno de Aragón, Guardia Civil, Carreteras del Estado y la Dirección General de Tráfico (DGT). Ante la continuidad de este episodio invernal, se instó a la población a seguir los avisos y recomendaciones lanzados por la Aemet y la DGT, y se recordó que, en caso de nivel rojo en el Puerto de Monrepós (A-23), los turismos podrán circular únicamente con neumáticos de invierno homologados; las cadenas no están permitidas para garantizar la seguridad y vialidad en los tramos entre túneles.

Etiquetas