Sobrarbe

SOBRARBE - TRADICIONES

Los langostos de Abizanda predicen una abundante cosecha de aceite

El rito, que data del siglo XIX, reunió este domingo más público que años anteriores

Los langostos de Abizanda predicen una abundante cosecha de aceite
Los langostos de Abizanda predicen una abundante cosecha de aceite

HUESCA.- Una abundante cosecha de aceite, pero escasa en lo que respecta a vino y el cereal. Es el vaticinio que dieron este domingo los langostos de Abizanda para este 2019.

Un año más, siguiendo la tradición, los vecinos de esta localidad y de otras próximas acudieron este domingo a la ermita de San Victorián, donde se celebró la popular romería de los langostos de Abizanda.

Según la predicción de estos diminutos insectos, en 2019 la recolecta de oliva será abundante. Los langostos de color verde, que simbolizan el aceite, fueron los más numerosos y solo unos pocos marrones, que representan el cereal, y negros, que aluden al vino, aparecieron sobre el mantel blanco dispuesto en la explanada de la ermita.

En una jornada soleada y menos fría de lo que acostumbra en estas fechas, vecinos, familiares, amigos y visitantes venidos de distintos puntos de la provincia acudieron este domingo a la romería que comenzó con la celebración de la misa en la ermita de San Victorián, oficiada este año por el sacerdote John Mario.

Una vez finalizada la misa, y ya en el exterior, se extendieron los manteles blancos sobre los que posaron las tortas de caridad y el vino para que fueran bendecidos. Tras la bendición, los más expertos comenzaron el recuento de los langostos que saltaban sobre el mantel, para finalizar con la degustación de las tortas de la caridad, el vino y el chocolate que se repartió entre todos los asistentes.

UNA TRADICIÓN ARRAIGADA Y RESPETADA EN LA PROVINCIA

La fiesta de los "langostos de Abizanda" sigue gozando de gran devoción entre los vecinos del municipio, en especial entre los más mayores, que recuerdan cómo hasta hace pocas décadas, eran muchos los agricultores, incluso de otras comarcas, los que se interesaban en conocer el vaticinio de estos insectos. Este domingo, gracias al buen tiempo, la cita reunió a más público que el año anterior, afirmó la alcaldesa de Abizanda, Vanesa Cuello.

Aunque el día de San Victorián es el 12 de enero, desde hace un par de décadas la romería de los langostos se ha trasladado al domingo más próximo a la festividad de este santo tan venerado en la comarca de Sobrarbe, con el fin de que puedan acudir el mayor número de habitantes de la zona.

La pequeña ermita de San Victorián se encuentra en la sierra de Olsón, en un recóndito lugar donde se cuenta que apareció el santo. Aunque todavía muchos romeros realizan el camino a pie desde Abizanda, una pista forestal permite el cómodo acceso en vehículo.

Etiquetas