Sobrarbe

SOBRARBE - TURISMO

El refugio de Góriz completa su aforo casi todos los días

El aumento de turistas también se nota en el Parque Nacional de Ordesa

El refugio de Góriz, en la mañana del pasado lunes.
El refugio de Góriz, en la mañana del pasado lunes.
S.E.

El refugio de Góriz amaneció este lunes con una gran aglomeración por parte de los turistas que utilizan estas instalaciones como punto de partida de su ascenso a Monte Perdido. No obstante, las imágenes podrían representar un abarrotamiento puntual dado por un grupo de 170 personas que se reunió en el lugar. La realidad es que este verano la ocupación del refugio ha estado casi completa todos los días, según explicó Javier Franco Oteo, presidente de la Federación Aragonesa de Montaña (FAM).

A pesar de esto, también hay que tener en cuenta que el aforo que las instalaciones permiten es menor al de otros años por la situación sanitaria. Sin embargo, la afluencia de gente ha sido comparable a la de años anteriores a la covid-19, indicó el presidente de la FAM.

Ha habido mucha gente en todo el Pirineo, y Góriz no es un sitio que se quede exento de esta ocupación”, informó Franco Oteo. “Es uno de los sitios del Parque Nacional de Ordesa que más se suele acaparar por los visitantes”, añadió.

Además, también consideró que, aunque la cantidad de turismo es equiparable a la de 2019, el tipo de turista ha cambiado. Y es que ha habido un gran aumento del visitante nacional en comparación a otros años, que solían venir más de países extranjeros y, sobre todo, de Francia.

Lo que no ha cambiado para Javier Franco es el respeto hacia los espacios naturales y refugios, que sigue en la tendencia positiva. “Como casi siempre, la mayor parte de los visitantes respetan, aunque siempre hay alguno que se sale de la norma”, explicó el presidente de la FAM.

Otras zonas aglomeradas

El aumento del turismo se ha notado este verano en todo el Pirineo. La mayoría de establecimientos comparan la afluencia de visitantes de este año con los momentos anteriores a la pandemia de la covid-19.

Esta concurrencia de gente es para muchos “una alegría”, o por lo menos así lo describía Ana Blasco, del restaurante Casa Pardina, en Alquézar, aunque la hostelera también reconocía que en Sierra de Guara “no se da abasto”.

Y es que, el Parque Natural de Sierra de Guara, y las localidades cercanas a él, son otros espacios que están viviendo el aumento repentino de los turistas, en su mayoría, nacionales, al igual que sucede en el Parque Nacional de Ordesa y en el resto de la provincia. 

Etiquetas