Sobrarbe

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Este lunes reabre la Casa Canguro de San Juan de Plan con cuatro alumnos

En marcha desde el año 2006, el curso pasado no pudo funcionar por falta de niños

Instalaciones de la Casa Canguro de San Juan de Plan.
Instalaciones de la Casa Canguro de San Juan de Plan.
S.E.

La Casa Canguro de San Juan de Plan reabre este lunes sus puertas con cuatro niños, tras haber permanecido cerrada un año por falta de alumnos. La vuelta a la actividad de este centro, que se puso en funcionamiento en el año 2006 para la atención de niños de 0 a 3 años de todo el valle de Chistau, es motivo de alegría y satisfacción para San Juan de Plan, que con un censo de unos 150 vecinos mantiene estable su población, incluso ha experimentado un leve repunte, según comenta la teniente de alcalde y concejala de Educación y Servicios Sociales, Isabel Guillén.

Los cuatro alumnos matriculados este curso son dos niñas de San Juan, un niño de Sin y otro de Gistaín, de entre 1 año y 1 año y medio de edad, que estarán atendidos por una monitora. Esta trabajadora se encargará asimismo del comedor escolar, que también se ha reabierto este mes después de que el pasado curso permaneciera cerrado. Los niños de la Casa Canguro, con horario de 9 a 13 horas, tienen la posibilidad de quedarse en el comedor, al que acuden escolares de Infantil y Primaria. Junto a los cuatro alumnos de la Casa Canguro, San Juan de Plan cuenta con 17 escolares entre Infantil y Primaria, distribuidos en dos aulas.

La concejala explica que desde su puesta en funcionamiento, la Casa Canguro ha tenido épocas de contar con 10-12 alumnos y dos cuidadoras, ya que “venían de todas las localidades del valle: Saravillo, Plan, San Juan y Gistaín”.

Esta Casa Canguro se abrió en 2006 fruto de la inquietud de la Asociación local de Mujeres Ligüés, en estrecha colaboración con el Ayuntamiento y con Feaccu Huesca (Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios). Desde entonces, ha ofrecido sus servicios a las familias del valle de manera ininterrumpida hasta el pasado curso que se vio obligada a cerrar ante la ausencia de usuarios. “Ha sido un proyecto de desarrollo comunitario, de la base hacia arriba”, indica Isabel Guillén, que asegura que ahora están “encantados” e “ilusionados” con la reapertura.

Desde el Ayuntamiento de San Juan consideran que es una “suerte” la reapertura de la Casa Canguro, financiada por el Consistorio, e inciden en que se trata de un proyecto educativo con “clara voluntad de servicio a la comunidad, facilitando la conciliación familiar”.

Con la reapertura de este lunes serán tres las Casas Canguro en funcionamiento en la actualidad en la provincia de Huesca: las de Abiego, Tierrantona y San Juan de Plan, según confirmó este domingo a este periódico Trinidad Valdovinos, presidenta de Feaccu Huesca, organización impulsora de estos espacios que empezaron a abrirse a principios de la década de los años 2000 en la provincia.

Las tres primeras puestas en marcha fueron las de Sariñena, Hecho y Castillonroy. A ellas se unieron la de Benasque, Campo, Estopiñán del Castillo, La Puebla de Castro, Peraltilla, Siétamo, Lupiñén, Bolea, San Juan de Plan, Tierrantona y Adahuesca.

Sin embargo, bien por falta de niños o bien por la apertura de Escuelas Infantiles para niños de 0 a 3 años, estas Casas Canguro fueron cerrando, quedando abiertas para este curso escolar las tres citadas.

Trinidad Valdovinos recuerda que las primeras se abrieron en las casas de las cuidadoras y poco a poco se fueron habilitando espacios, en su mayoría por parte de los ayuntamientos. Feaccu siempre ha colaborado en la gestión de estas Casas, que han contando con diversas vías de financiación. 

Etiquetas