Sobrarbe

SOBRARBE - SANIDAD

La falta de médicos obliga a reducir las consultas periféricas de Aínsa

Denuncian que las bajas no se han sustituido y que cuatro sanitarios tienen que abarcar toda la zona

Centro de Salud de Aínsa
Centro de Salud de Aínsa
S.E.

El Consejo de Salud de Aínsa dio cuenta en su última reunión de la falta de personal del centro de salud ainsetano, que cuenta con 4.900 pacientes y en el que deberían trabajar, según indican desde el Consejo, nueve facultativos: cinco médicos, tres médicos de atención continuada (MAC) y un pediatra compartido con el centro de salud de Lafortunada. Lejos de estas cifras, en el centro, cuya plantilla es de siete empleados, trabajan actualmente tres médicos y un MAC, lo que ha obligado a reducir los días de consultas periféricas para “reforzar las horas en el centro de salud de Aínsa, que es donde está el mayor volumen de población”.

El Consejo de Salud critica que esta situación se debe a que “durante este último año las bajas no han sido sustituidas y no se han cubierto las plazas vacantes”. Y denuncian que esto implica un incremento en el número de pacientes que tiene que atender cada facultativo.

Informan que esta situación está en conocimiento de Gerencia del Salud, “cuyos responsables intentando encontrar soluciones y dada la falta de personal, propusieron como alternativa trasladar las consultas periféricas durante un día a la semana al centro de salud de Aínsa”.

Además de estas quejas, la Asociación de Vecinos de Arcusa, a través de su representante en el Consejo de Salud, expuso que ante la reducción de la frecuencia con la que se pasa consulta en esta localidad y debido a la lejanía de los núcleos del Biello Sobrarbe, han elaborado un escrito para dar a conocer su situación y recoger firmas “con el fin de preservar la calidad de vida” de esta zona rural.

Esta medida se ha tomado, explican desde el consejo conformado por los agentes sociales del municipio, “en aras a conseguir garantizando el mejor servicio posible por el bien de la población, especialmente de la más envejecida”.

Por otra parte, apuntan a que esta situación está dejando de ser “excepcional” para convertirse en “una situación estructural que desde hace tiempo se está arrastrando en el centro de salud de Aínsa”.

Algunas de las propuestas lanzadas para poner freno a esta falta de personal pasan por ofrecer vivienda municipal a los futuros médicos que trabajen en la zona o, la lanzada por Cruz Roja, que propone ofrecer “un transporte para los posibles demandantes que deban trasladarse al centro de salud de Aínsa”.

Etiquetas