Sobrarbe

EMPRENDEDORES

Elena Jal: “Puedo trabajar a la vez con una empresa de Fiscal y con otra de EE.UU”

Creó su negocio de marketing digital en 2018 y ahora, el 70 % de su facturación es de clientes extranjeros

Elena Jal.
Elena Jal.
S.E.

Elena Jal creó Digitalfis en 2018 en Fiscal y comenzó gracias a los negocios de la zona que contaron con ella para llevar a cabo sus campañas de marketing en internet. Ahora, un tiempo después y con una pandemia de por medio, casi el 70 % de su facturación proviene de clientes extranjeros, por eso, lo mismo trabaja con la carnicería de su calle como con una empresa de Estados Unidos, pero esto no hace que se olvide de uno de sus pilares fundamentales en esta andadura, “las empresas de la zona”, es decir, sus vecinos.

“En este tiempo hemos crecido como agencia de marketing, pero seguimos manteniendo a nuestros clientes de la zona que son los que nos ayudaron en los principios”, expresa la propietaria de Digitalfis, quien reconoce que la pandemia de la covid-19, “dentro de lo que ha supuesto para la sociedad, para las empresas de este sector no ha venido mal” y que, según Jal, esta ha sido “una buena oportunidad para la digitalización de empresas, ya que se ha visto un aumento de interés sobre cómo mejorar su presencia online”.

Esta circunstancia, unida a la trayectoria profesional de Elena, ya que se formó en Londres como profesional y continúa en contacto con sus compañeros de esa época, le ha permitido crecer como empresa y llegar a un gran número de mercados internacionales. Ahora, gracias a la empresa AdsCraft, agencia con la que colaboran, realiza publicidad en Reino Unido, Francia, Bélgica, España y Estados Unidos, indica esta joven sobrarbense, que pese a este importante desarrollo, no se olvida de quienes le han visto “crecer” como empresaria.

“Seguimos trabajando con la gente de la zona porque es algo que me gusta”, dice y, también lo considera como un punto a favor, porque “conoce el territorio” y tiene “muchos años el sector”. En este sentido, Jal habla de la Tirolina Ordesa Pirineo, “desde que comenzó este proyecto su responsable contó con Digitalfis”, apunta, y se siente satisfecha porque trabajan juntos “en muchos canales de marketing”.

Jal reunida con una de sus clientes.
Jal reunida con una de sus clientes.
S.E.

Así mismo, si algo no ha perdido esta empresa en estos años de trayectoria es el trato cercano con los clientes. “Es la esencia de esta empresa”, dice.

“Por eso, nosotros nos queremos diferenciar, porque somos una empresa local pero que también tiene una experiencia contrastada de trabajar con mercados por todo el mundo y de hacer campañas en muchos idiomas”. Y es que, el equilibrio “perfecto” para Jal es “trabajar con la parte local” aportándoles toda su experiencia a nivel internacional.

Sus clientes

Hoteles, casas rurales o empresas de aventuras son algunos de los clientes locales de esta empresa, donde “se dedican, principalmente, al turismo”, manifiesta Elena, que asegura que “todos ellos están muy contentos”. “Especialmente les gusta que, ya que el mundo digital es tan amplio y es muy difícil saber todo, pueden contar con alguien de confianza para que les aconseje de manera sincera, puesto que es un trabajo a largo plazo los resultados tardan un tiempo en verse”, explica. Mientras que en el exterior trabajan, sobre todo, con tiendas online.

Por su parte, la joven reconoce que “es muy gratificante” ver como muchos de los primeros clientes piden ampliar sus campañas de marketing e incluir más canales, “estar desde los inicios con ellos y ver cómo están creciendo es muy reconfortante”, y considera de gran valor que siguen “estando dispuestos a recibir prouestas para que continúe su desarrollo”.

Así mismo, Elena, que comenzó sola con este proyecto, ahora cuenta con un socio, Borja Saldana, del que destaca “su amplia y constrastada experiencia en Amazon”, cuenta, una faceta “más que destacable”, puesto que es un perfil bastante buscado en España y que “sirve para que Digitalfis se diferencie de otras empresas”.

Orgullosa de emprender en su tierra

Haciendo balance de este periodo, Elena reconoce que se siente “orgullosa” de haber emprendido un negocio en su tierra, Fiscal, y que más de tres años después “siga adelante” haciendo crecer tanto su propia empresa como las de sus clientes. Además, su objetivo es seguir manteniendo las relaciones con otros países para continuar las colaboraciones con mercados globales.

Un trabajo que puede hacer “a cualquier hora y desde donde quiera” gracias al teletrabajo y cuenta, entre risas, que ahora va al bar de su pueblo y “salen propuestas de campañas”. Por ello, seguirá trabajando en “no perder la esencia de la cercanía”.

Etiquetas