Sobrarbe

INFRAESTRUCTURAS

Barrosa, primera central por la que la CHE pagará por uso de monte público

El Inaga resuelve la petición del organismo que supone el pago de una tasa anual de 18.000 euros al Ayuntamiento de Bielsa

Central eléctrica de Barrosa en el municipio de Bielsa.
Central eléctrica de Barrosa en el municipio de Bielsa.
D. A.

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ha autorizado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) el uso del monte público en el que se asienta la central hidroeléctrica de Barrosa (en el municipio de Bielsa), cuya explotación lleva a cabo el organismo de cuenca después de que en 2018 revirtiera al Estado tras finalizar la concesión de 75 años a la corporación Acciona Hidráulica. Esta autorización, por 30 años (la menor que se puede otorgar) supondrá el pago de una tasa anual de 18.000 euros al Ayuntamiento de Bielsa en concepto de uso de un monte de utilidad pública.

Se trata de la primera resolución favorable del Inaga de las tres solicitudes que la CHE ha cursado para el uso de monte público para la explotación de las centrales hidroeléctricas de Barrosa, Lafortunada-Cinqueta y El Pueyo, revertidas las tres al Estado tras caducar las respectivas concesiones a empresas privadas. Fuentes de la CHE han explicaron este martes a este periódico que estas son las tres únicas centrales revertidas en el Alto Aragón cuya explotación requiere el uso de monte de utilidad pública. Asimismo, han indicado que el canon o tasa que se paga a los ayuntamientos propietarios de los montes depende del número de infraestructuras y de hectáreas que ocupa la instalación hidroeléctrica.

La resolución favorable del Inaga -organismo que regula el cobro del citado canon- supone “un paso importante para la consecución de nuestras demandas”, ha indicado el alcalde belsetano, Miguel Noguero, que agradece a la CHE “el cambio de posición respecto a lo que había hecho hasta ahora” y el “buen trabajo” del Inaga.

El primer edil ha señalado que la empresa Acciona, concesionaria durante 75 años de la explotación de la central, abonó el canon de todos los ejercicios de explotación al inicio de la misma, y ahora, tras la reversión, se ha estimado necesario que la CHE, que es quien la explota, renovara o regulara la autorización de uso de monte de utilidad pública.

El alcalde ha apuntado que, aunque el estudio del Inaga “solo valora los metros cuadrados de ocupación y no tiene en cuenta otras afecciones como ruidos, la salud de nuestros ríos o la falta de caudales en estos, es un gran paso el hecho de que se reconozca que esos montes no son titularidad de la CHE, sino que están haciendo una ocupación por la que deben abonar una tasa”.

Etiquetas