Sobrarbe

DESARROLLO RURAL

“Los proyectos fotovoltaicos son incompatibles con el modelo de desarrollo”

DPH y municipios de Sobrarbe trasladan su “preocupación” al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

Reunión entre la Diputación Provincial de Huesca, Sobrarbe y Miteco.
Delegación de la Diputación Provincial de Huesca y de Sobrarbe que ha participado en la reunión con el Miteco.
DPH

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) y municipios de la Comarca del Sobrarbe han trasladado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico las afecciones que causarían en el territorio los macroproyectos de plantas solares fotovoltaicas.

Una delegación oscense formada por el presidente de la DPH, Miguel Gracia, y representantes municipales del Sobrarbe se reunió este martes, en la sede del Ministerio, con el secretario de Estado para el Reto Demográfico, Francés Boya, y el director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Ismael Aznar, a quienes transmitieron “la preocupación” que suponen estos proyectos para un territorio cuyo desarrollo depende claramente de dos sectores o actividades, el turismo sostenible y la agroganadería.

“Los proyectos de plantas fotovoltaicas en el Sobrarbe son incompatibles con el modelo de desarrollo que en los últimos años se ha trabajado y consolidado en esta comarca y está permitiendo a los pueblos mantener población e incluso en algunos de ellos crecer”. Con estas palabras, Miguel Gracia resumió las importantes afecciones que los cuatro parques fotovoltaicos previstos en los términos municipales de La Fueva y de Palo tienen para el territorio.

Junto a Miguel Gracia viajaron hasta Madrid Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa; Begoña Dorado, alcaldesa de Palo; y Carlos Espluga, concejal del Ayuntamiento de La Fueva.

Desde la Diputación de Huesca recordaron que en los tres municipios sobrarbenses citados están previstos cuatro parques fotovoltaicos y dos líneas de evacuación. “El impacto visual que estas infraestructuras suponen es importantísimo dado que están prácticamente unidos, forman un área conjunta y afectan a zonas de cultivo agroganadero”, aseguraron los representantes altoaragoneses a los responsables ministeriales. No obstante, solo uno de estos parques sería competencia de la Administración central al superar los 50 MW; los otros tres son competencia autonómica y es el Gobierno de Aragón a quien corresponde su autorización.

Los representantes municipales del Sobrarbe explicaron la situación de la única comarca pirenaica de Aragón que no cuenta con estaciones de esquí y, “sin embargo, ha encontrado un modelo de desarrollo socio-económico basado fundamentalmente en un turismo sostenible y respetuoso con el entorno natural que lo sustenta, y una actividad ganadera que familias del Sobrarbe han mantenido y trabajado”. “La pérdida de terreno cultivable es una clara amenaza que está ligada a la ejecución de estos parques solares”, han argumentado.

También recordaron que mientras se está realizando un gran esfuerzo para mantener infraestructuras y equipamientos acordes a un modelo de turismo sostenible y que es característico ya del Sobrarbe, “el hecho de desarrollar estos parques supondrían unas afecciones que sin lugar a dudas serían muy perjudiciales dados los impactos paisajísticos, ambientales, visuales, con un gran perjuicio socioeconómico para toda esta comarca, tanto en pernoctaciones como en restauración”.

Etiquetas