Sobrarbe

ESPACIOS NATURALES

La Escupidera permite pasar sin pisar nieve por primera vez en junio

“Llevamos 19 años y nunca habíamos visto a estas alturas la pendiente así”, aseguran los guardas del refugio de Góriz

Estado actual de la Escupidera de Monte Perdido, sin nieve en uno de sus tramos.
Estado actual de la Escupidera de Monte Perdido, sin nieve en uno de sus tramos.
Joan María Vendrell

Por primera vez, desde que los actuales guardas del refugio de Góriz lo habitan, los montañeros pueden subir la Escupidera de Monte Perdido sin pisar la nieve. “Es algo insólito”, asegura Joan María Vendrell desde el refugio, que realizó recientemente la última esquiada a la pendiente, una actividad que normalmente suele realizarse en el mes de agosto. “Ya el pasado año se hizo el tercer fin de semana de julio”, indica el guardia, que ve patrones climáticos que comienzan a repetirse.

“De un tiempo a esta parte, pasa un fuerte anticiclón a comienzos de año, las nevadas son copiosas, pero dura mes y medio y se desvanece”, cuenta Vendrell, asumiendo que el aumento de las temperaturas ya ha modulado el paisaje. El miércoles registraron una máxima de 23 grados, en Biescas llegaron a 34. A partir del próximo fin de semana se pondrá en marcha el servicio de autobuses, pero el refugio ya ha estado este sábado y domingo completo de reservas.

“De un tiempo a esta parte, pasa un fuerte anticiclón a comienzos de año, las nevadas son copiosas, pero dura mes y medio y se desvanece”

“Desde que comenzara la pandemia la gente se ha tirado a la montaña sin cabeza ni preparación”, avisa el guarda. Un turismo nuevo, al que quieren adaptarse, pero que llega con sobreinformación obtenida en internet y poco asesoramiento. “En dos años, los compañeros del Greim han realizado más rescates que nunca”, comenta Vendrell.

El pasado fin de semana, el Gobierno de Aragón recomendó limitar lo máximo posible las actividades al aire libre para evitar así las consecuencias de la ola de calor. De igual manera lo advierten desde la Federación Aragonesa de Montañismo, ya que “en alta montaña el sol también aprieta mucho”, avisó Javier Franco, presidente de la FAM.

Junio ha sido un tiempo “animado” en Monte Perdido y Aneto, debido a las primeras vacaciones, por lo que la FAM invita a seguir las recomendaciones para evitar un golpe de calor. “Fundamental protección solar, gorra, agua y ropa de abrigo”, señala Franco. Esto último se debe a las tormentas locales que pueden generarse sin previo aviso.

“Va a suceder estos días, que los montañeros vengan preparados”, sostiene el guarda de Góriz. Cuenta que en 20 minutos pueden originarse, son hostiles y de gran intensidad. Además, las características de la roca calcárea de Monte Perdido, la más alta de este tipo en el continente europeo, atrae los rayos, “y esto es lo más peligroso”, sugiere.

Recomendaciones

“El que va a la alta montaña ya sabe lo que tiene que hacer, no es un excursionista cualquiera”, apuntó Manolo Bara, presidente de la Peña Guara, que remarca salir temprano, “incluso de noche”, y así llegar al refugio al mediodía. Durante la caminata, obligatorio abundante líquido, “no pasa nada por llevar algo más de peso por ello”, comenta, además de crema solar, gafas de sol, gorro y manga larga, “así evitamos las quemaduras”, completa.

Por encima de los 3.000 metros, que puede haber neveros, y hay dos materiales imprescindibles que deber ir en la mochila: Crampones y piolets. “El campo nevoso de este año no era muy potente. Sumado al calor del día y las altas temperaturas durante la noche, hacen que el hielo en algunos puntos haya desparecido”, informó Manolo Bara. Pero en la última parte de la ascensión y las cadenas de Monte Perdido, “queda algún nevero importante”, señala.

Para los guardas de Góriz, la moneda tienen dos caras. “Es una noticia triste porque vemos como el cambio climático empieza a hacer mella en nuestro paisaje, pero positiva, ya que jugar a Monte Perdido sin nieve es menos peligroso. Así que a refrescarse al Pirineo, que es lo que toca”, concluye el guarda de Góriz. 

Etiquetas