Sobrarbe

PATRIMONIO

Aínsa busca 50.000 euros para salvar a la Torre de Cotón de su derrumbe

En el primer plazo, los particulares han aportado hasta la fecha 1.280 euros

Ruinas de la Torre de Cotón en Murillo de Tou.
Ruinas de la Torre de Cotón en Murillo de Tou.
Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe.

El Sobrarbe comienza la cuenta atrás para conseguir los 50.000 euros necesarios para consolidar las ruinas de la Torre de Cotón ubicada en Murillo de Tou.

El ‘crowdfunding’ iniciado a finales de julio -y que se divide en dos partes- ya ha recaudado 20.000 euros que han sido aportados por el ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, su mayor contribuyente, que destinará a la Torre otra partida del mismo valor.

“La Torre de Cotón es patrimonio del Sobrarbe y de nuestro municipio y es nuestro deber y responsabilidad tratar de mantenerla en pie”, justificó Enrique Pueyo, alcalde del municipio, durante la reunión realizada ayer para valorar el arranque de la campaña.

Actualmente, el proyecto está sumergido en su primera fase que finalizará el 31 de agosto y ha conseguido recaudar ya 1.280 euros.

En esta reunión reconocieron que las fechas de este primer plazo no son las más adecuadas, pero confían en la implicación de los vecinos y turistas que llegan a la zona en agosto para evitar la completa destrucción de esta torre del siglo XI.

Así lo matizó el alcalde: “Con la campaña de micromecenazgo, y desde tan solo un euro, todos podemos contribuir a que siga siendo el punto estratégico y de gran atractivo que es hoy”. Las donaciones pueden realizar en la web goteo.org introduciendo: ‘Consolidación de la Torre de Coton en Morillo de Tou’. El aporte es libre y hay diversas recompensas en función de la cantidad invertida.

El proyecto pretende revertir el destino natural de la Torre que le abocaba inexorablemente a fundirse con las piedras que la rodean. “Cuando los pioneros de Comisiones Obreras de Aragón vinieron aquí a Murillo de Tou ya fueron conscientes del valor de esa Torre, que entonces no estaba en unas condiciones muy buenas pero eran mejores que las de ahora. Eso es lo que nos ha llevado a tratar de buscar una solución, ya que se ha degradado mucho en los últimos años”, sostuvo Manuel Pina, secretario general de Comisiones Obreras de Aragón.

Este proyecto puede materializarse gracias a la cesión realizada el pasado 13 de abril por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro, propietaria de la Torre, al ayuntamiento de Aínsa Sobrarbe.

Desde la institución quieren mirar más allá del mantenimiento de las ruinas y se plantean poder llevar a cabo un proceso de restauración.

En la campaña colaboran la Comarca de Sobrarbe, Zona Zero Pirineos, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, el Club Atlético Sobrarbe, la Asociación para la Recuperación de los Caminos Tradicionales de Sobrarbe y empresas del territorio que han ofrecido sus productos y servicios como regalos para premiar la generosidad de las personas que se sumen al objetivo

Etiquetas