Sobrarbe

PATRIMONIO

Un rayo daña el tejado de la ermita de la Virgen de la Peña, en Tella-Sin

Las tormentas produjeron el desprendimiento de parte del techo en el interior, sin ocasionar importantes desperfectos

Fragmentos del techo desprendido en el interior de la ermita.
Fragmentos del techo desprendido en el interior de la ermita.
S.E.

Las tormentas acontecidas en la comarca del Sobrarbe a lo largo de la última semana, además de arrojar imágenes impresionantes, han dejado algunos desperfectos en el patrimonio de la región. El techo de la ermita de la Virgen de la Peña, una de las Ermitas de Tella-Sin, sufrió la caída de un rayo, provocando el desprendimiento de parte del tejado que cayó en su interior, pero “sin producir grandes daños en la infraestructura”, sostiene Ángel Noguero, delegado de patrimonio de la diócesis de Barbastro-Monzón.

“No hay testigos, parece ser que ocurrió en plena tormenta, haciendo un pequeño agujero que se arreglará prontamente”, subraya el delegado, advirtiendo que en las próximas semanas irán a analizarlo el arquitecto y las técnicos de la diócesis, además de profesionales del Museo Diocesano. A primera vista, aunque se realizará un estudio pormenorizado de los daños, no existe riesgo de desprendimiento que afecte a los visitantes.

El agujero se ha producido en la parte del techo más próxima a la pared, cercana a la puerta de entrada. Las edificaciones pertenecientes al románico aragonés sufren a menudo las consecuencias de esta serie de tormentas secas. “Tanto las lluvias como el viento descascarillan parte de la infraestructura con el paso del tiempo”, apunta Noguero, que añade que estos hechos puntuales empiezan a reproducirse cada vez más.

Ciertamente sorprende, es la primera vez que lo oigo en mi vida, pero estamos en un tiempo curioso. El calor y las tormentas de rayos son muy recurrentes. Si en vez de caer ahí, lo hubiera hecho en un bosque, las consecuencias habrían sido mucho peores”, advierte.

1.000 años de historia

Las construcciones propias del arte románico aragonés son de las más antiguas de la provincia. “Tras ellas hay más de 1.000 años de historia, es decir, parte del patrimonio más antiguo de la provincia. A pesar del peso de los años, están mantenidas, accesibles y visitables para todo el mundo”, valora el delegado de patrimonio de la diócesis de Barbastro-Monzón.

Parte del tejado de la edificación donde se produjo la caída del rayo durante las tormentas de esta semana.
Parte del tejado de la edificación donde se produjo la caída del rayo durante las tormentas de esta semana.
S.E.

En el año 2019, la ermita de San Juan acogió un rito mozárabe para la celebración del milenario de su levantamiento. En ella se encuentra la teca, documento que señala su consagración en el año 1019. La ruta que parte desde la Iglesia de San Martín de Tella recorre la ermita de San Juan y Pablo (S.XI), la ermita de la Virgen de Fajanillas (S.XVI) y la ermita de la Virgen de la Peña (S.XIII) y desde la diócesis subrayan la importancia de seguir conservándolas.

“En 2020 se hundieron más de 50 metros cuadrados del tejado de la iglesia mudéjar de Peralta de la Sal tras largos años de abandono. Confiamos en que no vuelva a suceder”, concluye Noguero.

Etiquetas