Sobrarbe

obituario

El artesano de Boltaña Santiago Lozano fallece por enfermedad a los 65 años

Deja un extenso legado dedicado a la artesanía del cuero en comarca y provincia

Santiago Lozano
Santiago Lozano
Saúl Lozano

Con toda una vida dedicada al trabajo artesanal del cuero en Boltaña, Santiago Lozano falleció a los 65 años el pasado viernes en el Hospital de Barbastro, tras padecer una grave enfermedad en los últimos meses.

Uno de sus dos hijos, Arán Lozano, comentaba a este periódico que su padre ha dedicado toda su vida a la artesanía. “Desde muy joven le gustaban los temas creativos y a los 20 años empezó a desarrollar esas cualidades como artesano hasta que ingresó en el hospital la semana pasada”.

De hecho, los pedidos que realizaba por internet saldrán esta próxima semana. “Él era artesano de marroquinería sobre el cuero y desarrollaba desde esculturas de cuero a fundas de instrumentos y todo tema de complementos”, comenta.

Santiago Lozano, junto a sus dos hijos, Arán y Saúl, crearon la marca Eriste, donde realizaban todo tipo de complementos como bolsos o de forma personalizada para sus clientes.

Para Arán Lozano, su padre “era una persona de pocas palabras pero gran conversador cuando había un tema interesante. Era callado y reservado y tenía mucha curiosidad por descubrir nuevas inquietudes”.

En la comarca de Sobrarbe, era asiduo a los certámenes de la Expoferia de Aínsa y a la Feria Pirenaica de Luthiers, Pirenostrum en Boltaña y también de otras zonas como Bilbao, Ibiza o en el extranjero. “En estos meses ha participado con una asociación de artesanos de Galicia que le pidieron una funda de violín”, comentó Arán Lozano, quien destacó la influencia de su padre para ser diseñador y artista y crear su marca propia ‘Amarist’. “Para mí siempre ha sido un apoyo e inspiración” además de “un mentor a la hora de resolver problemas y cuestiones relativas a diseños” comentó Arán quien definió a su padre “como una persona auténtica que se ha hecho a sí mismo y que ha pasado por esta vida pisando fuerte, descalzo y sin complejos”.

El alcalde de Boltaña, José María Giménez, recordó que Saúl Lozano fijó su residencia en Boltaña “con su taller, forma de vida y familia”. Según explicó, “nos ha dado mucha pena su pérdida porque muchos le queríamos y colaboraba con muchas cosas y como artesano del cuero ha sido un referente”.

Recordó sus participaciones en Pirenostrum, y como artesano “Boltaña ha quedado marcado por él”. Giménez agregó que Santiago Lozano “era muy afable, cariñoso. Siempre aprendías algo cuando hablabas con él”. 

Etiquetas