Sobrarbe

proyectos fotovoltaicos

El BOA confirma la evaluación ordinaria del parque solar de La Fueva

Ha ratificado este jueves la decisión del Inaga en agosto de que el estudio de impacto ambiental se realice de forma simplificada

Plano de los tres parques fotovoltaicos proyectados en el valle de La Fueva.
Plano de los tres parques fotovoltaicos proyectados en el valle de La Fueva.
S. E.

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ha confirmado someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria el proyecto de la planta fotovoltaica denominada Guarados, en los términos municipales de La Fueva y Palo, y promovido por la empresa Clere Ibérica 2, S.L., que pretendía que la misma evaluación se realizara de forma simplificada tras el anuncio que ya realizó a finales de agosto de este año.

Así lo ha recogido la resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental publicada este jueves en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) en el que ha subrayado la necesidad de este documento dados los potenciales “efectos significativos sobre diferentes factores del medio como paisaje, hidrología, socioeconomía, fauna y especies protegidas, incluido el quebrantahuesos” y que, asegura el informe, están “insuficientemente valorados en la documentación ambiental” presentada. El proyecto abarcaría una superficie de 58,94 hectáreas y un vallado de 8,1 kilómetros, además de la instalación de 2.777 estructuras, con 30 módulos para producir una potencia de 45,53 megavatios (MW). La evacuación del parque “Guarados” consta de tres circuitos soterrados de 30 kilovatios, de 992 metros de longitud que conectan los centros de transformación entre sí.

El nuevo documento, la evaluación de impacto ambiental ordinaria que están obligados a presentar para seguir adelante, deberá incluir un análisis de las consultas realizadas, señalando las sugerencias de las diferentes administraciones, asociaciones o personas, alegaciones que se recogen en la publicación. La Comarca de Sobrarbe considera que “confluyendo con otras propuestas de nuevas instalaciones fotovoltaicas que, analizadas en su conjunto, tendrían una afección negativa de una gran macroestructura en el territorio, exigiría una valoración de impacto medioambiental conjunta y no de forma fraccionada”. 

Además, el ente supramunicipal ha criticado su alto impacto paisajístico y patrimonial, en particular el ocasionado por la línea aérea de evacuación que afecta a dos Lugares de Interés Geológico y a varios Bienes de Interés Cultural y Bienes Catalogados, además de ser un proyecto negativo significativo para las actividades agrícolas, ganaderas y senderismo, y limitar los usos en el territorio en el entorno de zona de instalación del tendido aéreo de evacuación.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha informado en sus alegaciones de que la zona corresponde a la cuenca vertiente del río Usía desde su nacimiento hasta la cola del embalse atravesada por varios barrancos que se corresponden con cauces con circulación de agua en episodios de alta pluviometría y arrastres puntuales.

Por su parte, la Sección de Biodiversidad de Huesca ha manifestado que existen algunas incongruencias en el documento ambiental del proyecto y en relación a la restauración de terrenos y medidas para minimizar el riesgo de incendios. Asimismo, ha indicado “la conveniencia de realizar un censo de aves previo al inicio de las obras”. Además, ha resaltado que “la no ubicación ni diseño de la mayor parte de las medidas complementarias propuestas, pueden resultar perjudiciales si no se planifican adecuadamente”.

También se han recibido alegaciones particulares señalando que el proyecto supone un riesgo de colisión para el quebrantahuesos.

La oposición municipal y de la población a la instalación de los proyectos ha constatado el peligro de incendio derivado de la instalación de la planta solar y su línea de evacuación, así como la pérdida de superficie agraria para el extendido de los purines.

Desde la Plataforma La Fueva No se Vende han recordado que los tres parques fotovoltaicos, que se fusionarían en uno solo, corresponden al denominado “Ussia”, presentado al Inaga en la zona de La Fueva y con afecciones al término de Palo, donde pasa la línea de evacuación, el citado de “La Nata” y el de “Guarados”, por La Fueva publicado ayer en el BOA. El portavoz de la plataforma, Carlos Espluga, ha considerado que “la pelota está en el tejado de la empresa al considerarse que la tramitación que pretendía no era la adecuada y tendrá que presentar todos los informes de impacto real del proyecto”.

Etiquetas