Sobrarbe

#soydelaltoaragón - boltaña

Alimentos con sabor sobrarbense que llegan ‘on line’ a toda España

Fernando Sarrablo lleva la tienda en la que aprendió el oficio cuando tenía 15 años

Fernando Sarrablo vende, en su tienda embutidos de elaboración casera, carne de reses de la zona y otros productos de Sobrarbe.
Fernando Sarrablo vende, en su tienda embutidos de elaboración casera, carne de reses de la zona y otros productos de Sobrarbe.
S. E.

A los 15 años comenzó a trabajar (y a aprender el oficio) en la carnicería de Boltaña que hoy, con 55, es de su propiedad y de su pareja, tras haber trabajado durante un tiempo en otros sectores y otras localidades empujado por la “inquietud” de la juventud. Fernando Sarrablo, boltañés de pura cepa, siempre mantuvo la vinculación con su localidad natal y cuando hace 8 años surgió la oportunidad de comprar la tienda El Súper se lío “la manta a la cabeza” y dijo: “vamos para adelante”. 

Fernando Sarrablo explica que enfocaron el negocio a la venta de “productos de kilómetro 0 y comarcales”, como ternera de Boltaña (que le suministra Ignacio Olivar), cordero de Sobrarbe y otros productos agroalimentarios de la zona. Además, elabora embutidos caseros y hamburguesas que también distribuye por restaurantes de la provincia. 

“He intentado recuperar las costumbres que había antes en las casas, esos valores que se van perdiendo, y he cogido las recetas que empleaban mis padres para hacer los embutidos cuando se hacía la matacía en casa”, relata este emprendedor al que la pandemia abrió, como a otros muchos, la vía ‘on line’ para comercializar sus productos por toda España. 

“En la tienda tengo clientes de la zona y también gente que viene los fines de semana o en vacaciones y se llevan pedidos para diez o quince días para ellos y sus familias. Hicimos una cartera de clientes amplia y durante la pandemia, cuando nos prohibieron salir de casa, nos iban llamando para mandarles cosas. Y de esta manera nació la idea de hacer la venta ‘on line’ abarcando toda la península”, comenta Fernando Sarrablo.

Lo que nació como algo provisional se ha convertido - “ya que nos poníamos”, apostilla- en una línea de negocio con la que han captado más clientes por toda España. “Es una nueva salida, porque todo lo que sea sumar es positivo”, apunta. Se muestra “contento” con la “respuesta” tanto de los vecinos de Boltaña como de los que acuden los fines de semana o en vacaciones, lo que le permite ir defendiéndose y “dar trabajo a nuestros trabajadores”, cuatro empleados y él junto a su pareja Sonia Asensio, con quien lleva el negocio. “Estamos muy contentos por lo que hacemos, por los clientes; es un orgullo que te digan que está muy rico todo, eso es la propina”, resume. 

Etiquetas