Sobrarbe

TRADICIONES

Aínsa celebra el Punchacubas, la fiesta que conmemora el antiguo oficio de vinatero

La jornada ha coincidido con su nombramiento como sede de la asamblea de los Pueblos Más Bonitos de España para 2024

La fiesta del Punchacubas de Aínsa conmemora el antiguo oficio de vinatero.
La fiesta del Punchacubas de Aínsa conmemora el antiguo oficio de vinatero.
S.E.

Un total de treinta vinateros de lugares como Coscojuela de Sobrarbe, Camporrotuno, Arro, Arcusa, Banastón y Laspuña han participado este sábdo en el Punchacubas de localidad de Aínsa, que ha celebrado su Feria del Vino Artesano que desde hace más de quince años llena de vida la plaza Mayor en estas fechas.

El evento concentro este sábado el evento ha congregado a centenares de habitantes sobrarbenses y turistas en el momento de la degustación, que comenzaba a las 18:30 horas, informaron fuentes del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe.

Ganadores de la edición de 2022 de Feria de Vino Artesano Punchacubas de Aínsa.
Ganadores de la edición de 2022 de Feria de Vino Artesano Punchacubas de Aínsa.
Ayuntamiento de Aínsa

Sin embargo, ya desde primeras horas de la mañana un equipo de 27 voluntarios trabajaba en la preparación de la hoguera, el cocido de anís y las tortetas de Sobrarbe salteadas con ajo, éstas últimas repartidas entre los visitantes durante el mediodía. En la jornada se han agotado los tiques de sopas de ajo y estofado de ternera ecológica pirenaica para la cena, y se ha invitado a voluntarios y productores a una comida en estrecha colaboración con el restaurante El Callizo, Estrella Michelín de la localidad.

El primer premio ha sido para José Antonio Sánchez, de Casa Campo de Coscojuela de Sobrarbe, y el segundo para Javier Sampietro de Casa Cosme de Arcusa. El Jarro de Honor por su trayectoria como productor de vino artesano lo ha recogido Ramón Lanau de Casa Lisa, afincado en el barrio de Usana, en Banastón.

Tal y como ha comentado Amadeo Monedero, coordinador del equipo de voluntarios, la idea con la que surge la celebración del Punchacubas es “poner en valor las actividades económicas tradicionales para mostrar formas de negocio que faciliten el asentamiento de población en el territorio”, al mismo tiempo que se pasa un rato de agradable convivencia.

En ese sentido, el concejal Pep Gracia ha explicado que “sin el compromiso de tantas personas que se vuelcan con la celebración de las fiestas locales y la recuperación de viejas costumbres sería imposible ofrecer el dinamismo que Aínsa garantiza incluso en temporada baja”. 

====

Etiquetas