Sobrarbe

SOBRARBE - PREMIOS

El II Concurso de Pueblos Navideños concluye la programación en Aínsa

Arcusa se llevó este sábado el primer premio gracias al cuadro de la plaza y las esculturas de los Reyes Magos

Santa María de Buil, Mondot y Arcusa recibieron una cesta con productos de kilómetro cero.
Santa María de Buil, Mondot y Arcusa recibieron una cesta con productos de kilómetro cero.
A.A.

El pasado fin de semana dio por finalizada la programación navideña de Aínsa con las actividades organizadas en torno al II Concurso de Pueblos Navideños de dicho municipio, y en las que participaron más de 300 personas para comenzar el año 2023 de la mejor forma posible.

El primer premio fue a parar para los habitantes de Arcusa, que sorprendieron al jurado con el cuadro de la plaza y las esculturas de los tres Reyes Magos, además de otros diseños preparados por vecinos y artistas locales, y la estrella iluminada que lograron colgar de la torre de la iglesia. Así, se llevaron un “Vale-Lifara” patrocinado por la carnicería Carnísima de Aínsa.

El reparto de chocolate con torta por la mañana del sábado y la actuación de los Titiriteros de Binéfar en Santa María de Buil para amenizar el vermut popular, al igual que el concierto de Francho Sarrablo en Arcusa acompañando el café y el Roscón de Reyes, llenaron de alegría y buen ambiente el Biello Sobrarbe en una jornada de alta participación.

Beatriz Salcedo, teniente de alcalde y concejala de turismo de Aínsa, destacó que “los tres pueblos se han volcado enormemente con el concurso, tratando de promover la vida en comunidad, organizar un día de convivencia y descentralizar la programación navideña, llevándola más allá de Aínsa”.

Previamente, en la tarde del pasado jueves, la localidad altoaragonesa recibió la visita de los Reyes Magos, volviendo a llenar las avenidas principales del pueblo de familias con pequeños, grupos de amigos y visitantes que estos días han elegido Aínsa. Desde el ayuntamiento destacan la donación de juguetes por parte de Cáritas para las familias más necesitadas, al igual que la organización de la cabalgata a la Asociación Cultural La Morisma y a los voluntarios y voluntarias que nuevamente la hicieron posible.

Además, ha agradecido expresamente a los tres participantes la ilusión puesta en este novedoso proyecto que nacía en 2021 y que aspira a convertirse en una tradición. “Por eso hemos entregado a cada uno una cesta con productos de kilómetro cero, para que disfruten en las hogueras que con motivo de las fiestas de invierno se encienden por todos los rincones del municipio”, señaló Beatriz Salcedo.

De esta forma concluyeron las fiestas navideñas en Aínsa-Sobrarbe, retornando a las costumbres prepandemia y añadiendo otras más recientes que han llegado para quedarse. Muestra de ello es el novedoso Mercadillo al Calor de la Hoguera, que ha conseguido congregar a más de medio millar de personas diarias en la explanada junto al Río Cinca. Sin olvidar tampoco la visita de los Papás Noeles moteros a la residencia comarcal La Solana, la fiesta de Nochevieja en la carpa del Castillo o la elaboración del árbol de ganchillo, que ha sido en buena parte protagonista de cuantos actos se han celebrado en el pueblo. Las luces navideñas que se encendían el 2 de diciembre daban el pistoletazo de salida a una programación que finalmente ha terminado con muy buen sabor de boca el pasado sábado 7 de enero. Toman el relevo en las próximas semanas las hogueras en honor a los Santos Barbudos, dejando atrás unas navidades que habrá que esperar de nuevo alrededor de un año para volver a disfrutar de ellas, siempre con la misma ilusión por congregar a todo el municipio y disfrutar de unas fiestas tan señaladas. 

Etiquetas