Somontano

SOMONTANO

José Pedro Sierra: "No es fácil aguantar en política tantos años como llevo"

El alcalde más veterano de la provincia lleva 40 años en política, de ellos 36 como primer edil en Peraltilla

José Pedro Sierra: "No es fácil aguantar en política tantos años como llevo"
José Pedro Sierra: "No es fácil aguantar en política tantos años como llevo"
Á.H.

BARBASTRO.- José Pedro Sierra tiene 63 años y se ha convertido en el alcalde más veterano de la provincia entre los que iniciaron la trayectoria política en el año 1979 y, salvo cuatro años de concejal en Barbastro con el Partido Popular, ha estado siempre en Peraltilla, donde continuará en esta nueva legislatura, que podría ser la última. Las elecciones le han dejado "solo" como alcalde más veterano.

En el caso de la Comarca de Somontano, el socialista Antonio Cosculluela no seguirá en el cargo, en Barbastro, después de veinte años. Ambos iniciaron la trayectoria municipal en 1979 y también Francisco Víu (Barbastro) que fue candidato en todas las elecciones municipales salvo en las últimas. Jaime Facerías con trayectoria desde 1987 en Estadilla, Obdulia Gracia con 24 años de servicio entre concejala y alcaldesa en Peralta de Alcofea, y Maribel de Pablo desde 2003 en Azlor, no siguen, entre el grupo de recientes alcaldes "históricos". En cambio, continúan Mariano Altemir en Alquézar y Santos Larroya en Azara, desde 2003.

Sierra tiene ahora la sensación personal de "quedarme solo desde que comencé la trayectoria en política de partido, en la que conocí, muy joven, a Alfonso Guerra y Adolfo Suárez entre otros. La fundación de la Mancomunidad del Somontano con Antonio Cosculluela, entre otros, es de los mejores recuerdos de una etapa lejana. En el camino han quedado muchos porque no es fácil aguantar en política tantos años como llevo. La gente que vota es quien decide y en Barbastro han optado por el cambio. Son etapas pero 20 años de alcalde es un orgullo personal y, aunque tiene detrás un equipo, al final decide la gente".

En la historia de las elecciones municipales, José Pedro Sierra fue el candidato a la Alcaldía más joven de la provincia. "Me presenté por primera vez en 1979 con UCD y llevo 40 años, de ellos 36 como alcalde de Peraltilla porque hubo cuatro de concejal en Barbastro. Así que si todo va bien terminaré mi vida municipal con 44 años entre Partido Popular y UCD".

La confianza de los vecinos de su pueblo ha sido total. "En Peraltilla nunca he organizado mítines, ni hemos distribuido programas, la clave en un pueblo pequeño de 200 vecinos ha sido el trabajo diario por el interés común de colaborar y de ayudar. Ha sido la norma desde el principio y cerca del 80% de votos han estado seguros. Muestra de confianza y motivo de satisfacción personal".

Además, estuvo 16 años en las Cortes de Aragón, ocho de ellos como secretario segundo en la Mesa, nunca fue diputado provincial y sigue en la Comarca de Somontano como portavoz del PP hace años. "En la medida de mis posibilidades he trabajado en beneficio del Somontano y entre otros asuntos colaboré desde las Cortes con el Comité y los trabajadores antes del cierre de Moulinex".

Añade que ha participado en iniciativas "como el Eje del Vero y otras carreteras, el presidente Lanzuela me nombró secretario del Consejo de Administración en Bodega Pirineos para impulsar diferentes acciones de desarrollo en la D.O. Somontano y en la comarca. En general, apoyé y colaboré en iniciativas de pueblos y en el Polígono Industrial de Barbastro, entre otros".

Sierra cree que "en la lucha por la despoblación se ha hecho mucho desde que comenzamos porque en algunos pueblos no había agua corriente ni siquiera alcantarillado. Se acometieron varias fases para dotar de servicios de primera necesidad como agua, alumbrados y pavimentaciones; en la siguiente, instalaciones y otras similares para que los pueblos siguieran con vida. Ahora estamos en la fase más complicada de fijar población y evitar el éxodo de los jóvenes. Ahora que hay nivel alto de calidad con servicios e instalaciones hay que echar el resto en la España vaciada".

En este sentido, apunta que "quienes mejor conocemos la vida en los pueblos somos los alcaldes y, a veces, sobran asambleas y reuniones porque es preciso pasar a los hechos. En el Somontano hay oportunidades de desarrollo porque tenemos turismo, equipamientos, buenas comunicaciones y, aunque hay vida, falta población. Se requieren hechos concretos para conseguir que los pueblos vivan en el más amplio sentido de la palabra. Mantener una población estable con 200 vecinos no es fácil en Peraltilla, donde la población es mayor. En cuatro años habrá que echar el resto para frenar la despoblación y evitar que sean reservas de fin de semana".

En su opinión, "el turismo religioso es una asignatura pendiente porque no se aprovechan los 200.000 visitantes anuales que van a Torreciudad en el itinerario de la Ruta Mariana. El potencial es importante para sumar a la Ruta del Vino, Pasarelas de Alquézar, Parque Cultural del Río Vero y los museos. Creo que se deben aprovechar todos los recursos disponibles en el territorio".

Etiquetas